Tres partidos se han disputado esta madrugada en la noche NBA. Boston y Toronto han colocado el 2-0 en sus respectivas eliminatorias, mientras que Jrue Holiday ha capitaneado a los Pelicans a un segundo triunfo como visitantes que deja a los Blazers contra las cuerdas.

Empezamos en Portland, donde los Blazers están ahora mismo sin margen de error tras caer por segunda vez ante los Pelicans de… Jrue Holiday. El base anotó 12 de sus 33 puntos en el último periodo para sentenciar el partido (102-111). Su recital, mejorando incluso las prestaciones del Game 1, «obligó» a Gentry a elogiarle públicamente. «¿Hay algún two-way player mejor que él ahora mismo en la liga? Con Kawhi lesionado… Dime uno», espetó el técnico de New Orleans. Y no le falta la razón. Si en ataque está siendo diferencial, la defensa que está ejerciendo sobre Lillard es simplemente magnífica. El ‘0’ acumula un 13 de 41 en tiros de campo hasta el momento en la eliminatoria. Agobiado, perseguido… exhausto. Y tampoco responde McCollum (22 puntos, con un 9/21 en TC). Los de Stotts están maniatados. Más allá de Holiday, en NO hay que destacar también a Rondo (16+10+9), Mirotic (17+8) y, cómo no, Davis (22+13). Ojo con ellos.

37 puntos de DeRozan y 130 de los Raptors -récord de la franquicia en Playoffs- para sumar la segunda victoria vs Wizards. Los canadienses, aunque siguen generando esas dudas prácticamente inherentes por estas fechas, se están mostrando superiores a los de Washington, excesivamente blandos en defensa y permisivos en el rebote. Como si la ambición de unos Playoffs fuese insuficiente.

Al proyecto de Milwaukee le faltan, seguramente, diferentes aspectos para alcanzar el nivel de los Celtics. Banquillo, desde luego. Pero sobre todo un técnico que ponga unas bases tácticas sobre las que cimentarse cuando haya contratiempos. Los verdes han llegado a postemporada sin Irving ni Hayward, pero con Brad Stevens hay unos mínimos irrenunciables. Claro que ayuda el paso adelante de jugadores como Rozier, que ha aceptado, con tesón, su rol de titular. Y cumple con nota. 23 puntos (8/14 TC) y 8 asistencias en el Game 2, guarismos más que destacables. Junto a él, Jaylen Brown, autor de 30 puntos (convirtiéndose en el jugador más joven de la franquicia que logra tal cifra en Playoffs) esta madrugada para doblegar a unos Bucks que ya empezaron mal (7 pérdidas en el 1Q) y nunca tuvieron opciones reales pese al 30+9+8 de Antetokounmpo con un 13/17 en TC. Al final, 120-106.