Houston Rockets 102 – Minnesota Timberwolves 82 (2-0)

Por la vía rápida, sin concesiones. Esta vez sí, los Rockets demostraron la diferencia de nivel entre las dos franquicias más alejadas de la Conferencia Oeste. Sin sufrir como en el primer encuentro, los Rockets de Harden solventaron el segundo duelo en el segundo cuarto. Un 37-17 de parcial que el equipo de Thibodeau no supo levantar.

O más bien, no pudieron. Aguantaron un cuarto, lo que tardó la pareja Chris Paul-James Harden en ponerse en funcionamiento. Y por un día, con los papeles cambiados: La Barba como asistente y el ex de Clippers en la anotación. Es la gran diferencia para D’Antoni en estos Playoffs: Harden o Paul, siempre uno en pista. El cambio es sideral.

Lo que tampoco pudo parar Minnesota fueron los triples abiertos de los Rockets, el mejor equipo de la Liga en ese aspecto. Gerald Green (21 puntos, su mejor marca en Playoffs) en su papel de tercera/cuarta opción ofensiva (5/10 desde el 7,25) y Paul gustándose con el partido resulto. Los tejanos no se salieron del plan establecido y cumplieron con los pronósticos. Más plácido que en el primer partido, porque Butler y Towns estaban muy bien atados. Por ello, los Wolves no encontraron referentes ni ideas elaboradas. El bloqueo era patente. La imagen, muy mala. La serie viaja ahora a Minneapolis…aunque por sensaciones ya parece decidida.

Las claves:

  1. Por principios: sin hacer un gran encuentro, los Rockets se apoyaron en el triple para dejar KO a Minnesota. ¡49 lanzamientos nada menos! Les vale con el % de acierto
  2. Lobos sin hambre: da la sensación que el equipo de Thibodeu sucumbió al primer envite serio de los Rockets. Un horrible segundo cuarto que no tuvo respuesta después. Las caras de Towns y Wiggins en el banquillo hablaban por si solas.
  3. ¿Qué hacemos con Teague?: si los Rockets tienen en el puesto de base a tops de la NBA, Minnesota no tiene un director de juego competente para estas alturas de temporada. Teague (1 asistencia, 4 faltas personales) lideró las 15 pérdidas de los Wolves en el partido con cuatro balones perdidos. Ricky Rubio, mientras, rozando el tripe-doble. Alguno se estará tirando de los pelos. O del traje.

Los mejores:

MVP Houston Rockets: Chris Paul: 27 PTOS, 3 REB, 8 AS en 30 MIN

MVP Minnesota Timberwolves: Andrew Wiggins: 13 PTOS, 8 REB, 3 AS en 30 MIN