46 de Lebron para reducir la euforia de los Pacers
Que Cleveland se jugaba buena parte de sus opciones de clasificación en el segundo partido era notorio, tras el desastre del primer duelo. Y LeBron, quién si no, no pretendía jugar su último partido en Cleveland. No todavía. El Rey firmó un inicio de encuentro perfecto, sumando los 16 primeros puntos de su equipo sin fallo. Los Cavs mandaban 19-3 a mitad del primer cuarto.
Indiana, sobrecogida de inicio, se repuso con extrema frialdad y sin ninguna prisa. Turner y Oladipo empezaron a sumar con cierta facilidad y redujeron distancias hasta los doce al descanso (58-46). Todo ello cuando en los Cavs LeBron descansaba en el banco. 30 para El Rey al descanso.
En la reanudación, mayor igualdad. Los Pacers dominaron el rebote pero Cleveland mantuvo el acierto desde el triple (en torno al 40% durante todo el partido). Korver, Love y Calderón sumaron desde el 7,25 a varias asistencias de LeBron, omnipresente un partido más.

Collison apareció en los últimos minutos, y aunque los Cavs tenían el control del partido, Oladipo tuvo hasta dos triples para empatar y forzar una posible prórroga en sendos errores de ajustes defensivos de Cleveland. Al final, la franquicia de Ohio gana su primer partido en estos Playoffs con una imagen muy distinta de la ofrecida el pasado fin de semana.

 

Mitchell, Rubio y Favors toman Oklahoma

Los titulares de Utah Jazz (86 puntos entre todos ellos) dieron un paso al frente desde el inicio, firmando un parcial de 0-9 en menos de dos minutos que obligó a Donovan a parar el encuentro antes de lo previsto. Oklahoma reaccionó a media velocidad, con Westbrook más desacertado que de costumbre, pero con sus mismos ataques de anotación compulsivos. Los Thunder recortaban mucho con muy poco, y pronto le daban la vuelta al marcador.
La igualdad, eso sí, era la tónica dominante. Si la eliminatoria se adivinaba larga, los hechos en la pista parecen indicarlo. Con dos estilos muy diferenciados, Oklahoma y Utah libraron otra batalla de detalles.
El Big Three local llevaba dobles dígitos de anotación al descanso, su equipo dominaba (53-46), y la defensa estaba funcionando con cierto éxito. Donovan Mitchell, por ejemplo, apenas había lanzado tres tiros antes del descanso, y terminó con un 0/7 en triples.
En contra, era Ricky quién tomaba las riendas, muy bien acompañado hoy por Favors (20 puntos y 16 rebotes). Entre los dos, mantuvieron el ritmo de los Thunder para no despegarse y llegar al final con las opciones intactas (79-74 al final del tercero)
Y momento de los valientes. Oklahoma abusaba desde el triple, ahora sin acierto. 4/12 Paul George o 2/9 Carmelo, por ejemplo. El infalible en los momentos calientes fue, ahora sí, Mitchell. 14 puntos en el último cuarto para el rookie más aventajado del curso. Eso, más los cinco triples de Ricky, otorgaron a los Jazz una ventaja corta pero suficiente para los últimos minutos. En ellos, con Rubio pegado a Westbrook, Carmelo Anthony falló dos triples decisivos, y la victoria partió para Utah. La serie también lo hace con empate y confirmándose como la eliminatoria más igualada de estos Playoffs 2018.

Houston aprende y vence con comodidad a los Wolves

Por la vía rápida, sin concesiones. Esta vez sí, los Rockets demostraron la diferencia de nivel entre las dos franquicias más alejadas de la Conferencia Oeste. Sin sufrir como en el primer encuentro, los Rockets de Harden solventaron el segundo duelo en el segundo cuarto. Un 37-17 de parcial que el equipo de Thibodeau no supo levantar.

O más bien, no pudieron. Aguantaron un cuarto, lo que tardó la pareja Chris Paul-James Harden en ponerse en funcionamiento. Y por un día, con los papeles cambiados: La Barba como asistente y el ex de Clippers en la anotación. Es la gran diferencia para D’Antoni en estos Playoffs: Harden o Paul, siempre uno en pista. El cambio es sideral.

Lo que tampoco pudo parar Minnesota fueron los triples abiertos de los Rockets, el mejor equipo de la Liga en ese aspecto. Gerald Green (21 puntos, su mejor marca en Playoffs) en su papel de tercera/cuarta opción ofensiva (5/10 desde el 7,25) y Paul gustándose con el partido resulto. Los tejanos no se salieron del plan establecido y cumplieron con los pronósticos. Más plácido que en el primer partido, porque Butler y Towns estaban muy bien atados. Por ello, los Wolves no encontraron referentes ni ideas elaboradas. El bloqueo era patente. La imagen, muy mala. La serie viaja ahora a Minneapolis…aunque por sensaciones ya parece decidida.