Exhibición y triple-doble de Ricky Rubio

0

Se adornó Salt Lake City para la ocasión. Un Game 3 de una eliminatoria preciosa. Con un Energy Solutions Arena lleno hasta la bandera, generando un ruido ensordecedor, dispuesto a ser el mejor sexto hombre. Aroma inconfundible de Playoffs. El mejor escenario para presenciar, posiblemente, la noche más completa de Ricky Rubio en toda su carrera.

Por el partido, sus guarismos estadísticos, sus hitos históricos, su confianza, su liderazgo. Ricky Rubio en su esencia más pura y desatada.

El base español se convirtió, tras acabar el encuentro con 26 puntos, 11 rebotes y 10 asistencias, en:

  • Primer jugador de la historia de Utah que firma un triple-doble en Playoffs sumando +20 puntos.
  • Uno de los tres jugadores que han firmado un triple-doble en uno de sus tres primeros partidos de Playoffs. Los otros dos: Steve Francis (2002) y LeBron James (2006).
  • El tercer jugador en la historia de Utah que logra un triple-doble en Playoffs tras Ricky Green (1984) y John Stockton (2001).
  • El primer jugador en Utah desde Carlos Boozer en 2008 que logra un triple-doble.

Quinn Snyder ha sabido, con el profundo trasfondo que tiene la palabra “simplemente”, dotar a Ricky de la confianza necesaria para explotar todas sus virtudes, esas que todos conocíamos, para convertirlo en uno de los mejores bases de la liga. Ayuda el contexto y el bloque que se ha construido en Utah, pero es el base español el catalizador de todo ello.

Hablando del partido en sí, Ricky llevó la voz cantante de Utah, siempre bien secundado por los atinados Mitchell (22) e Ingles (21), que sumaron nueve triples entre ambos. También por la pareja interior Gobert-Favors, inconmensurables bajo los aros. La clave estuvo en el segundo cuarto, donde Rubio lideró un soberbio parcial de 20-4 para los locales que cambió radicalmente el guión del encuentro. Reboteó, no titubeó de cara al aro, provocó faltas… Y volvió loco a Westbrook (al que le comió la tostada también en defensa). Selló unos minutos a la altura de cualquier superestrella de la liga. Hacía todo y bien.

Mala noche para los de Donovan, con un 12 de 33 en tiros de campo para la pareja Westbrook-George y una diferencia abismal en el rebote (37-56 para Utah). Así, casi imposible.

Los Jazz se impusieron a OKC 102-115 y lideran la eliminatoria (1-2). 

Datos: ESPN Stats, Alberto de Roa y NBA Stats