El partido comenzó con un Bilbao Basket muy concentrado en ambos lados de la pista aunque Andorra no se quedaba atrás y en los minutos iniciales predominó la igualdad entre ambos equipos. Los locales apretaron en defensa en este periodo para lograr rentas interesantes de hasta 10-11 puntos pero Andorra se mantenía en el partido gracias al dominio en el rebote. Al final del primer acto el marcador reflejaba un 23-15 esperanzador para Bilbao Basket.

En el segundo acto, Bilbao Basket seguía con la misma intensidad que en el primer cuarto y gracias a un buen movimiento de balón encontraban tiros cómodos para mantenerse por delante en el partido. Andorra no se encontraba suelto en la pista pero con el paso de los minutos fue intensificando su intensidad defensiva y a partir de ahí logro poco a poco ir recortando distancias hasta llegar vivo al descanso, 37-35.

En el tercer acto, Andorra salió con la sexta marcha puesta y gracias al control del rebote ofensivo y a la genial dirección del base francés Albicy tomaban el mando en el partido con el paso de los minutos. Bilbao Basket no encontraba forma de anotar fluido como en la primera mitad pero en unos últimos minutos eléctricos fueron capaces de volver a liderar el marcador al final del tercer acto por 61-60 tras estar perdiendo en este cuarto por 5 puntos.

En el cuarto decisivo, Andorra salió  a pista con la misma formula que en el tercer cuarto y fue logrando ventajas de hasta 10-12 puntos a las que Bilbao Basket no supo darles respuesta. Tanto es así que el atasco en ataque local hizo que las ventajas andorranas llegaran hasta los 14 puntos(65-79) pero al final del partido el marcador fue 72-82.