Ya han llegado los fuegos artificiales. La serie que todos estábamos esperando ya está aquí. Los Rockets y los Warriors van a jugarse el pase a las Finales tras pasar por encima de los Jazz y los Pelicans respectivamente. Es muy probable que la eliminatoria que van a protagonizar estos dos titanes ofensivos vaya ser la mejor de toda la postemporada. Con Harden, CP3, Durant y Steph Curry en el parqué nos vamos a poner las botas de baloncesto ofensivo.

Como era de prever ambos equipos han llegado sobrados a las Finales de Conferencia. Los Rockets derrotaron 4-1 a los Wolves en primera ronda, el mismo resultado que le endosaron a los Jazz en las semis. Los Warriors llegaron a los Playoffs sin Curry y con varias dudas, pero eso no les ha impedido superar a sus rivales sin problemas. En primera ronda barrieron a los Spurs por 4-1. En la segunda, ya con Curry recuperado, se cargaron a los Pelicans también por 4-1.

2-1 para los Rockets en fase regular

Rockets y Warriors se han enfrentado tres veces en fase regular esta temporada. Su primer duelo se jugó el primer día la temporada en Oakland, y acabó con una ajustada victoria de Harden y cía por 122 a 121. La victoria de los Rockets, tras remontar 15 puntos en la segunda mitad, fue toda una declaración de intenciones.

El segundo partido se jugó en Houston el 4 de enero, y terminó con una victoria de los de Steve Kerr con un marcador de 124-114. Esta vez la historia fue totalmente distinta. De hecho, ni Kevin Durant ni James Harden jugaron. Klay Thompson y Stephen Curry, 28 y 29 puntos respectivamente cubrieron el hueco dejado por KD. Además, Draymond Green aportó otro de sus triples-dobles. Gordon y CP3 fueron los grandes líderes de los Rockets aquella noche, pero no lograron frenar la potencia de fuego de Golden State.

El último duelo entre ambos llegó el 20 de enero en el Toyota Center de Houston. Esta vez todas las estrellas estaban en la pista. La clave de la victoria de los Rockets, 108-116, fue su gran defensa sobre los Splash Brothers. En total Curry y Thompson solo anotaron 9 de los 31 tiros que intentaron. Por su parte, CP3 y James Harden anotaron 55 puntos entre los dos.

La defensa sobre Harden

James Harden es, sin lugar a duda, el principal playmaker de los Rockets. Todo lo que ocurre en el ataque de Houston pasa por sus manos. Es por eso mismo que la defensa que los Warriors vayan hacer sobre él va a ser una de las grandes claves de la eliminatoria.

En el esquema de Mike D’Antoni el pick and roll y los aclarados son las dos principales armas ofensivas del equipo. Es muy habitual ver a Harden buscar cambios defensivos para atacar a la pieza más débil de la defensa rival. La capacidad del equipo rival de adaptarse bien a los cambios y de tener a varios buenos defensores en pista es vital para contener al escolta. Y los Warriors la tienen.

Pese a que los Rockets han ganado 4-1 a los Jazz, James Harden no ha jugado una buena serie. En los cinco partidos que ha jugado sus porcentajes de acierto han sido de un 40,4% en TC y de un 29,5% en triples. Dante Exum, Donovan Mitchell y Royce O’Neale han sido los principales encargados de su defensa, y lo cierto es que han hecho un muy buen trabajo pese a que han perdido la serie.

En estas finales de conferencia parece que Andre Iguodala, Klay Thompson y Kevin Durant podrían ser los principales encargados de defender a Harden, y no se lo van a poner nada fácil. Además, los Warriors tienen una ventaja que no tienen los Jazz: un interior, Draymond Green, capaz de contener a Harden cuando busca jugar al bloqueo y continuación con Clint Capela.

El quinteto mortal de los Warriors

El grupo que forman Curry, Thompson, Iguodala, KD y Green ha causado terror en la NBA durante los últimos años. Esta temporada no han podido jugar tanto juntos, por lo que sus números no han sido tan impresionantes como en otras campañas. En fase regular apenas han jugado 127 minutos juntos y tienen un Net Rating de +8,4.

Sin embargo, en estos Playoffs el grupo ha vuelto al nivel de otros años y está demostrando que sigue siendo mortal de necesidad para cualquier rival. En 54 minutos juntos tienen un espectacular diferencial neto de +40,9. Entre todos los quintetos con al menos 50 minutos jugados es el que tiene de largo el mejor Net Rating.

Para los Rockets defender al “Quinteto de la Muerte” va a ser crucial para llevarse la serie. En estas circunstancias Clint Capela podría ser una de las grandes claves de la eliminatoria. El pívot está jugando unos Playoffs increíbles, y está siendo el mejor apoyo de Harden y CP3. Con su altura y movilidad puede hacerle mucho daño a Draymond Green en la pintura. Además también es más que capaz de defender a los tiradores de los Warriors en el perímetro.

Para Golden State la clave para detener a Capela podría estar en su banquillo. JaVale McGee tiene unas habilidades muy similares a las del pívot de los Rockets. Si Capela causa estragos en la pintura es muy posible que McGee vuelva a entrar de lleno en la rotación de Steve Kerr.

Sea como sea ya no queda mucho para que empiecen los fuegos artificiales. Por lo pronto el primer partido se jugará empezará a las tres de la madrugada, hora española, del próximo martes.