Los lituanos, favoritos desde el primer momento, han conseguido llevarse el cetro de los júniors al superar en una bonita semifinal al Stella Azzurra por 76-71. Deividas Sirvydis, escogido como mejor jugador del torneo

Con un gran comienzo de los lituanos (con dos triples incluidos y una agresiva defensa) ponían tierra de por medio con un parcial 9-2. Pero ese arreón inicial se fue diluyendo poco a poco con el intenso juego que puso los italianos en práctica los romanos para acercarse en el marcador. El poder interior era clave en los primeros compases de choque, pero Lietuvos se marchaba como el primer líder del partido (21-16).

Stella Azzurra salió más fuerte en el inicio del segundo cuarto para poner el miedo en el cuerpo de los lituanos con un parcial de 5-0. Pero los puntos brillaron por su ausencia durante todo el tiempo. La igualdad, como era de esperar, no tapaba la mucha calidad en ambos lados de la pista. Luca Conti, de los italianos, daba alas a los suyos gracias a sus tiros de media distancia, pero Lietuvos Rytas, con muchas alternativas, seguía liderando al descanso (38-31).

Al regresar al descanso, el Lietuvos se puso el mono de trabajo, sobre todo en la defensa y ahogó en una zona a los italianos, que fallaban por doquier, y la distancia se alargaba El Stella Azzurra despertó, pero lo hizo tarde, porque la defensa lituana era bastante buena y mantenía la gran diferencia de 10 puntos. Sin embargo, en los últimos minutos, apretaron los italianos a triples y aprovechando los espacios para volver a igualar todo (57-50).

En la batalla de los últimos 10 minutos, el Stella Azzurra recuperó su mejor versión, pero se encontraba errático, pero Lietuvos igual. Dos canastas consecutivas italianas les ponían la mínima ventaja. Pero a ello, los de Vilnius aprovecharon los desajustes desfensivos para forzar faltas e ir a la línea de tiros libres. No fue un percance más en el camino de los italianos que remontaban y sudaban hasta el fin, igual que sus rivales.

Consiguieron empatar con una bandeja de Dalph Adem Panopio, pero Lietuvos respondió con un gran triple de su estrella, Deividas Sirvydis, que ya llevaba 5. Para sentenciar, la gran defensa lituana sentenció.