Damas y caballeros, el primer traspaso del Draft de 2018 ya ha llegado. Según ha confirmado hace algunos minutos Adrian Wojnarowski, los Hornets han traspasado a Dwight Howard a los Nets a cambio de Timofey Mozgov y un par de segundas rondas.

A priori, los grandes beneficiados de este traspaso son los Nets. La franquicia de Brooklyn ha conseguido deshacerse el gran contrato de Mozgov, al que le quedan 37,2 millones de dólares y dos años de duración. A Dwight Howard solo le queda un año de contrato, con un salario de 23,7 millones. Eso va a hacer que los Nets hayan conseguido liberar muchísimo espacio salarial de cara al año que viene. De hecho en 2019 tendrán espacio para dos contratos por el máximo salarial.

Reconstrucción en Charlotte

Para los Hornets este traspaso muestra que la franquicia va a entrar en reconstrucción. Los rondas que van a recibir les ayudarán a rejuvenecer la plantilla. Además, la salida de Howard va a generar bastantes minutos para Cody Zeller y Willy Hernangómez. Los de Charlotte podrían continuar moviéndose en las próximas horas, por lo que nombres tan ilustres como Kemba Walker y  Nico Batum podrían ser traspasados entre hoy y mañana.

Por último, hay que destacar que Howard va a cambiar de equipo por tercera vez en tres años. Después de tres temporadas muy discretas en Houston, el pívot firmó un contrato de tres años con los Hawks en 2016. Atlanta le traspasó a los Hornets en el verano de 2017. Ahora le va a tocar jugar en Brooklyn. Curiosamente, ya estuvo a punto a fichar por los Nets en 2012, cuando dejó los Magic por la puerta de atrás.