El traspaso de LeBron James es sin duda el drama del verano. Al 23 de Cleveland le salen novias por todas partes, tantas que podría llegar a ser el traspaso más intrigante de toda la historia. Incluso por encima del de Kevin Durant hace dos años.

En este articulo vamos a repasar punto por punto las opciones más jugosas que tiene LeBron James en mente. Hay que decir que todos los equipos citados en este articulo y sus respectivos proyectos se han interesado en gran medida por el «Chico de Akron». Varias fuentes cercanas al jugador han informado recientemente a través de importantes medios de comunicación el interés de las franquicias a continuación.

LeBron James junto a Popovich | Foto: San Antonio Express News.

San Antonio Spurs: Unión con Popovich

La opción de San Antonio, para James, es de las más atractivas deportivamente hablando. Compartiría vestuario con uno de los mejores estrategas del juego. Gregg Popovich es considerado el mejor entrenador que ha existido por LeBron James, abriendo un debate que le posiciona codo con codo con Phil Jackson.

Sin embargo, San Antonio tendría que hacer un gran esfuerzo económico para conseguir al «Rey» aparte de quedarse sin espacio salarial obviamente, tendría que desprenderse de varios jugadores. De hecho tienen dos opciones ya analizadas para conseguir los derechos de LeBron.

La primera sería hacer hueco a través de la declinación de Aldridge del año de player option con el que cuenta en su contrato. Aparte de quitarse el gran contrato de Lamarcus Aldridge, se desharían de bastante presión en el vestuario. El Ala-Pívot ex de Blazers no está comodo jugando para Spurs y estaría buscando ofertas de otras franquicias. Así que lo más probable es que prescinda de esa opción haciéndole un favor a la franquicia tejana.

San Antonio también estaría deseando traspasar al Alero Rudy Gay para conseguir aún más espacio. El de Gay no parece un contrato tóxico pero, aunque le queda un año más, los Spurs le estarían buscando un nuevo hogar.

Para compensar estas salidas podrían optar a contratar en la agencia libre de 2019 a Eric Bledsoe, base de Milwaukee Bucks.

La segunda opción contemplaría la posibilidad de formar un Big-Three. Con Aldridge, Leonard y LeBron James. Con los tres, San Antonio sería un equipo con altas opciones al título desde este próximo año. Esto conllevaría el traspaso de Tony Parker y la reducción salarial de las tres piezas clave, como se hizo en Miami.

Si esto llegara a suceder LeBron James y Kawhi Leonard formarían una de las mejores parejas en la historia del baloncesto NBA. Ofensivamente sería un equipo imparable. Pocas defensas serían capaces de parar a estas dos bestias que, sumadas a la calidad de Danny Green y otras personalidades, se convertirían en una completa pesadilla. LeBron se quitaría un peso de encima, liberándose de las tareas de playmaker y centrándose en desarrollar su juego ofensivo.

Pero no todo es el ataque. Muralla sería quedarse corto para definir la defensa de este equipo. Contarían con verdaderos perros de presa, entre ellos Kawhi Leonard y Green. Una auténtica locura.

LeBron James y Joel Embiid | Foto: Slam Magazine.

Philadelphia 76ers: Complete the Process

«Completa el proceso». Ese era el mensaje que lanzaba una empresa de Philadelphia a LeBron James hace varios meses. Le pedían que se uniera a ellos para terminar de formar el proyecto con aspiraciones al título que ha estado formando la franquicia desde hace cuatro años. Es una opción que es viable, un equipo joven y con futuro inmediato si llegase LeBron.

Tienen espacio salarial de sobra para afrontar el contrato del 23, aún así intentarían buscar un aumento traspasando a Amir Johnson. Un jugador con un contrato «tóxico» de 11 millones de dólares. Podrían también reducir drásticamente el contrato de J.J. Redick que querría buscar un título sin preocuparse por los ingresos. Con todas estas reducciones no tendrían el más mínimo problema para proporcionarle a James el contrato máximo de 34 millones.

Haciendo referencia a lo deportivo es un conjunto que le entra al Rey por los ojos. Disponen de una plantilla joven y de mucho talento. Saric, Simmons, Embiid, Covington y Fultz entre otros. Su estilo de juego y libro de jugadas viene como anillo al dedo a LeBron. Pick and Pops con finalización en triple abierto desde 45 grados, mano a mano y fake pass para una entrada fácil a canasta y juego en el poste para el Ala-Pívot, que es la posición que ocuparía James, entre otros.

El chico de Akron se quiere quitar el trabajo sucio que realizaba en Cleveland, la subida de balón pasaría a un segundo plano para él. Tomaría un rol defensivo más suave, sin tanto desgaste. Y se focalizaría en su juego ofensivo.

La relación con los jugadores es excepcional, de hecho la temporada pasada rieron y gastaron bromas durante un encuentro en Philly. Simmons y él comparten mismo agente, Embiid le cae muy bien, y la afición se esfuerza para convencerlo. Si LeBron aterrizase en Philadelphia, ¿serían los Sixers un equipo con posibilidades para ganar el anillo?

LeBron siendo defendido por CP3 | Foto: Clutch Fans.

Houston Rockets: «Houston… se acabó el problema»

«Es el mejor sitio al que puede ir» afirmaba tajantemente Max Kellerman, periodista de ESPN. Y no le falta razón. Houston Rockets es el segundo mejor equipo de la NBA en estos momentos. Tienen jugadores como James Harden, Chris Paul y Clint Capela que son actualmente superestrellas de la NBA. Si a este «superequipo» le añades a LeBron James, las cosas se les podrían poner muy feas a los Warriors.

Es, sin ningún lugar a dudas, la mejor opción que tiene James para llegar y besar el santo. Para no malgastar otro año formando un equipo, sin traspasos ni bajos rendimientos. Estarían a la altura de los Golden State Warriors y las finales de la Conferencia Oeste serían las nuevas finales de la NBA.

Su excelente relación con Chris Paul ayudaría a hacer una piña en el vestuario. La conexión que tienen entre ellos dos es asombrosa, ya nos lo han demostrado anteriormente.

Quizás el mayor problema al que se enfrentaría James sería el ego de Harden. Actualmente es el líder del equipo, incluso por encima de Paul. No creo que se echara a un lado y le diera la batuta a LeBron James como hizo Wade. Además si observamos a los Rockets son un equipo formado, son un engranaje que funciona a la perfección, y la llegada del Alero de los Cleveland Cavaliers podría suponer un desajuste, momentáneo o permanente.

Para adquirir a LeBron los Rockets tendrían que hacer un gran esfuerzo traspasando a jugadores importantes del calibre de Eric Gordon, Ryan Anderson o Mbah a Moute. Chris Paul se quedaría sin su contrato máximo que lleva buscando un año, y LeBron tendría que reducir su salario en unos cuantos millones.

Pero si este equipo se formase las mínimas posibilidades que estaba teniendo el Este de conseguir el anillo se esfumarían completamente.

James dando consejos a Lonzo Ball | Foto: Getty Images.

Los Ángeles Lakers: «LA Dream«

Los Ángeles es el destino preferido por la mayoría de medios de comunicación, hay cientos de rumores que ponen a LeBron James de oro y púrpura. Pero no lo ponen solo, lo acompañan de Paul George y de Kawhi Leonard. Si el plan de Lakers sale como lo previsto, Los Ángeles sería el sitio al que querría ir el 23. Porque aparte de ser un gran mercado para ampliar aún más la marca y la fama del de Ohio, sería el equipo más poderoso de toda la NBA.

No solo optarían al anillo sino que es probable que pasen a las finales con una facilidad insultante. Jamás en la historia se verían dos equipos con el talento que reunirían Warriors y Lakers. Los Warriors, que muchos dicen que seguirían por encima, han sido afectados por roces en el vestuario como declaró David West en una entrevista al medio ESPN hace varios meses. Este proyecto ya ha llegado a su clímax y ahora se avecina, como pasaría con estos hipotéticos Lakers, su final.

La llegada de LeBron James pasa por lo menos por la llegada de Paul George. Ahora que los Lakers tienen espacio salarial suficiente para fichar a dos grandes superestrellas, y George ha cancelado su player option, se lanzarán a por el 13 en la agencia libre. Si quieren aparte a Kawhi Leonard, tendrían que negociar con Spurs. Ofreciendo como mínimo dos jóvenes y varias rondas de draft.

Si se forma este proyecto Luke Walton estaría obligado a hacer un buen trabajo. Evitando roces y peleas ególatras en el vestuario. Aunque cueste creerlo el trabajo del Head Coach es esencial para formar una buena química y tomar el buen camino hacia el anillo.

LeBron disputando un partido con Cleveland | Foto: USA TODAY Sports

Cleveland Cavaliers: Todo queda en familia

«El chico de Akron se queda en Ohio» es el titular con el que le gustaría levantarse a Cleveland una mañana de agosto. Es una opción que no es descartable ya que hemos visto a James mostrar una fidelidad tremenda a su ciudad.

Para él, según declaran varios medios de comunicación, sería la peor opción, deportivamente hablando, a la que puede optar el Rey. Se ha demostrado durante dos años consecutivos que el equipo de James no puede hacer frente a los Warriors. Es verdad que año tras año consiguen llegar a la final, pero ahora sumando la ausencia de Kyrie Irving, este reto parece misión imposible.

Los Cavs van a tener que apretarse muchísimo el cinturón para conseguir el espacio salarial que traería a otra superestrella al lado de LeBron. Se rumorea que podría llegar Kemba Walker. Pero, seamos sinceros, ¿creen que James se va a conformar con Walker y seguir con el desgastado proyecto de Cavs?

LeBron está cansado de perder. Cansado de quemar sus cartuchos año tras año. El Rey tiene 33 años, no es edad de perder el tiempo, y él lo sabe. Si algo le pueden ofrecer los equipos anteriormente mencionados, es un proyecto jóven y con grandes probabilidades de éxito a corto plazo.

Hay sólidos rumores que advierten que el Alero no tiene la mejor de las relaciones con el propietario de los Cavs. Pero que pensando en el equipo y en su salida, estaría dispuesto a aceptar su player option para ser inmediatamente traspasado a otra franquicia. Lo haría para no dejar a Cleveland con las manos vacías, y que pudiera comenzar un nuevo proyecto de reconstrucción.

En caso de quedarse, que no nos sorprenda que decline la opción de jugador. Así se saldría de su contrato y llegaría a un acuerdo con la franquicia. Un contrato súper máximo de 40 millones de 1+1. Un año de contrato y otro player option.