Revolución Laker: además del Rey, llegan a la franquicia angelina Lance Stephenson, JaVale McGee y Kentavious Caldwell-Pope. 

Apenas unas horas después de comenzar el mercado veraniego en la NBA, se despeja la gran incógnita. El icónico Wojnarowski, citando fuentes de Klutch Sports, soltó la bomba a las 2:08 de la madrugada: LeBron James, nuevo jugador de los Lakers a razón de 154 millones de dólares por cuatro temporadas. 

LeBron, de vacaciones en Los Ángeles, firma lo siguiente: $35.65M, $37.43M, $39.21M y $41M, según el periodista Bobby Marks. Los agentes de James se habían reunido con Philadelphia esta misma mañana, aunque el propio jugador no acudió a la reunión. Su agencia de representación hizo oficial su decisión.

LeBron James cambia el Este por el Oeste por primera vez en su carrera, decantándose por los Lakers, que empiezan su reconstrucción destino en Anillo con la pieza más codiciada del tablero.

Y puede no ser la última. Wojnarowski ya ha adelantado que Kawhi Leonard, tras la decisión de LeBron, no cambia su idea e incluso la magnifica: quiere ser un ‘Laker’ a toda costa. Otros dos jugadores que suenan con fuerza son DeMarcus Cousins y Clint Capela.

Los Lakers han cerrado rápido a LeBron para poder utilizar ese comodín en las negociaciones con otras estrellas. Una jugada primaria y necesaria para captar más adeptos en California. Tal es su dimensión que en la misma madrugada los Lakers se han hecho con los servicios de Lance Stephenson, JaVale McGee y Kentavious Caldwell-Pope

La leyenda angelina Kobe Bryant y los jóvenes de la plantilla Lonzo Ball y Kyle Kuzma no han tardado en dar la bienvenida al Rey.

https://twitter.com/kobebryant/status/1013590731691155456

https://twitter.com/ZO2_/status/1013579068107730944