Empezaron los Playoffs de la WNBA con la primera ronda a partido único. Y las vigentes campeonas, las Minnesota Lynx, hicieron las maletas tras perder contra las Sparks 68-75.

Lograron irse por delante en el marcador tras el 1Q (16-15) las jugadoras entrenadas por la mítica Cheryl Reeve gracias al acierto de Fowles, pero rápidamente comenzarían las locales (el partido se jugó en el Staples Center ) a llevar la iniciativa en el marcador con Ogwumike y sobre todo Chelsea Gray como protagonistas. La segunda fue la artífice del triunfo angelino, finalizando con unos guarismos de 26 puntos y 6 asistencias. Sus últimos minutos, una demostración brillante de qué significa ser clutch.

Acusaron las Lynx la mala noche de Moore, que firmó un 6 de 15 en tiros de campo, así como el 4/12 de Whalen.

Las Mercury no dan opción

En el otro bando del cuadro, las Phoenix Mercury dieron un recital ofensivo ante las Dallas Wings (101-83). Encabezadas por una virtuosa Taurasi (26 puntos con 6 triples incluidos y 12 asistencias) y una poderosa Booner (29+11), las de Arizona controlaron el rebote, firmaron 13 triples y acabaron por encima del 50% en tiros de campo. Imposible para las texanas pese al esfuerzo de Cambage (22+12+6) y Diggins-Smith (23 puntos y 7 asistencias).

En segunda ronda y también a partido único se medirán (la madrugada del jueves al viernes en España), las Sparks con las Washington Mystics y las Mercury contra Connecticut.