Comenzaron las semifinales de la WNBA con victorias de las Mystics -que recuperan el factor cancha- y las Storm. Sensacional Delle Donne, brillante Stewart.

Comenzamos hablando del triunfo de las Seattle Storm ante las Phoenix Mercury (91-87). Fue un partido trepidante, con una exhibición ofensiva en la primera mitad (54-50) donde las Storm sumaron 10 triples -5 de ellos de Stewart- y Taurasi se convirtió en la máxima anotadora de la historia de los Playoffs superando a Tamika Catchings.

El paso por vestuarios no detuvo el ritmo anotador de las locales, aupadas por un público volcado ante la oportunidad histórica que se les presenta –ganar su tercer anillo-. Y lograron abrir brecha con un parcial de 11-2 en apenas dos minutos (65-52) que se mantendría hasta el 81-72 a falta de 7 minutos para el final del encuentro. A una inspirada Stewart (28) se le sumaron Howard y Loyd (43 puntos entre ambas).

Parecían tenerlo atado las de Dan Hughes, por resultado y sensaciones, pero Taurasi y Bonner lideraron una espectacular reacción de las Mercury hasta el 87-83 (a falta de 2 minutos). Llegó entonces Loyd, con un tiro en suspensión al borde del fin de la posesión, para sentenciar. 1-0 para las Storm.

En la otra semifinal, las Mystics arrebataron el factor cancha a Atlanta tras vencer 87-84. Las de Washington controlaron el ritmo y fueron por delante desde el segundo periodo, marchándose al descanso 9 arriba (51-42). Las Dream mejoraron en el 3Q con una acertada Bentley, y pusieron el encuentro al rojo vivo en el último cuarto con una imparable Hayes, pero las capitalinas se llevaron el gato al agua. ¿Por qué? Porque nadie pudo frenar a Elena Delle Done, brillante a la hora de asumir galones. La estrella de las Mystics se fue hasta los 32 puntos y 13 rebotes.