Se estrenó el Barcelona Lassa en pretemporada con una ajustada derrota ante el Divina Seguros Joventut, más certero desde la línea de tres y con un alto nivel defensivo impropio de la pretemporada. Los de Carles Duran forzaron un total de diecisiete pérdidas y, aupados por la pareja Dawson-Mathias [15 y 16 puntos respectivamente], se llevaron el gato al agua merecidamente.

Contribuyó a tal desenlace un 1 de 6 de los azulgrana desde la línea de tiro libre en el último minuto [horribles en esa faceta, 17 de 29 en total], así como la antideportiva sin sentido de Singleton, frustrado por la defensa de Nogués durante el encuentro. El estadounidense, que fue titular y dispuso de un alto porcentaje de posesiones en ataque, no estuvo acertado, pero dejó muestras de todo lo que puede aportar a nivel físico y de rebote.

Pesic apostó por la altura de inicio –Tomic, Singleton y Claver-, pero el Joventut cerró la pintura, fue agresivo en las ayudas y anuló el juego interior culé. Ni el croata, ni el americano, ni posteriormente Pustovyi y Oriola vieron en la pintura una zona de confort. Smits, con dos triples [de los 5 que anotó el Barça en 22 intentos], cumplió holgadamente: 10 puntos en 12 minutos.

Al Barça le pesaron las piernas -normal a estas alturas- y le faltó acierto, si bien éste se antoja como uno de los posibles déficits del equipo durante la temporada. Kuric firmó un 1 de 7 en triples, mientras que Blazic y Ribas solo anotaron desde la línea de tiro libre.

En la dirección, Heurtel sigue con vicios viejos y Pangos supo estructurar el juego, facilitando el juego de los interiores [siempre bien defendidos] y poniendo cordura al ataque azulgrana. Un dato, no siempre fiable: +13 del Barça con Pangos en pista y -17 con Heurtel.

Primer partido y 0 minutos de los cuatro jugadores del filial que completaron la convocatoria [Font, Figueras, Martínez y Diagne].

La Penya, buenas vibraciones

La Penya transmitió las mismas sensaciones con las que acabó el pasado curso. Un bloque compacto, endureciendo cada ataque del rival y con un Laprovittola que le ganó claramente la partida a un precipitado Heurtel.

Los verdinegros dominaron el marcador prácticamente de principio a fin, si bien la horquilla de diferencia rondó siempre los cuatro o siete puntos -la máxima del encuentro se produjo con el 61-54 a falta de cuatro minutos para el final-. Dawson exhibió su capacidad de desequilibrio en el 1vs1, mientras que Mathias demostró que cualquier centímetro de espacio lo aprovechará para armar el brazo. Nogués y Bieshaar hicieron trabajo sucio atrás, mientras que Morgan sumó 11 puntos y Arostegui anotó 7.

Esta Penya pinta, de entrada, bastante bien.

FICHA TÉCNICA

65 – Divina Seguros Joventut (12+16+18+19): Laprovittola (7), Dawson (15), López Arostegui (7), Nogués (-) Todorovic (2) -cinco inicial-, Mathias (16), Dimitrijevic (-), Morgan (11), Ventura (3), Bieshaar (3), Zagars (1) y Parra (-).

62 – FC Barcelona Lassa (12+16+16+18): Heurtel (6), Ribas (2), Singleton (6) Claver (6), Tomic (4) -cinco inicial-, Pangos (10), Blazic (1), Smits (10), Pustovyi (6), Oriola (8) y Kuric (3).

Foto: David Grau