Dicen los que siguen la NCAA de cerca (que por suerte en España no son pocos) que Dakota Mathias (1,93m/1995) es un “sharp-shooter” de primer nivel –según Gerard Solé-, así como un jugador con un amplio repertorio ofensivamente hablando y un notable defensor –según Gonzalo Bedia-.

Tras verle en acción en los dos primeros partidos de pretemporada del Divina Seguros Joventut, no cabe ninguna duda que tales informes eran completamente acertados. Mathias sobresalió ante todo un Barcelona con una capacidad destacable para armar el brazo tras bloqueo, tras bote e inclusive en suspensión. Acabó con 16 puntos y no le preocupó encadenar dos fallos seguidos que a la tercera volvería a intentarlo.

Una vez terminó el partido, se fotografió con varios aficionados, abrazó a sus compañeros y nos atendió muy amablemente con una sonrisa de oreja a oreja. Centrado, con las ideas claras y motivado para su primer reto profesional, en Badalona ya disfrutan de Mathias.

Hacía 4 años que la Penya no ganaba al Barça, ¿lo sabía?

La verdad es que no (risas). Ha sido un partido duro pero realmente hemos competido muy bien desde el principio. Llevábamos días esperando este día y estamos muy contentos. 

Para ser pretemporada y llevar apenas dos semanas entrenando se percibe buena química entre los jugadores. ¿Es así?

Yo diría que sí, honestamente. Nos estamos conociendo todavía, pero el ambiente en el vestuario es muy bueno y compartimos bastante bien el balón. La idea del coach es clara y la estamos entendiendo bien.

A nivel personal, 16 puntos. ¿Contento?

¡Mucho! Tengo confianza en mí mismo y a la vez de mis compañeros así que cuando tengo oportunidad de lanzar lo hago. El coach también me ha transmitido mucho estos primeros días, sobre todo en defensa.

De Purdue a Badalona. Empieza usted su primer reto profesional.

(Suspira) La verdad es que cuando surgió la oportunidad de venir no lo pensé dos veces. Me hablaron del club y de la liga española, que es de las mejores del mundo, así que estoy impaciente de que empiece.

¿Es quizás el físico lo que más deberá trabajar?

Sí, pero… ¡es mi trabajo! (Risas) Estoy mejorando mi físico porque es el aspecto que más cambia en relación al college, aunque también tácticamente hay cosas distintas. Estoy en un proceso de adaptación lógico, pero creo que en la línea correcta.

¿Qué objetivos se marca para la temporada?

Creo que debemos ir trabajando semana a semana, creciendo como equipo y hacernos fuertes en casa. A partir de ahí todo se verá.