La pretemporada del Divina Seguros Joventut estaba siendo de sobresaliente. El conjunto verdinegro parece que ha olvidado los tiempos turbulentos, tanto dentro como fuera de la pista, y su proceso de ensamblaje avanza a velocidad de crucero. Sin embargo, el Morabanc Andorra ha devuelto a la realidad a un equipo con bajas en la pintura y que ha tenido que parchear la posición de pívot. Con Ibon Navarro como nuevo entrenador y con una plantilla larga para disputar la Eurocup el conjunto andorrano ha conseguido acceder a su cuarta final de la Liga Catalana en cinco años. 

Una fantástica asistencia de Laprovittola para Nogués sirvió para inaugurar la XXXIX Lliga Nacional Catalana ACB. El argentino siguió siendo el protagonista de los primeros compases: una falta, un rebote ofensivo, dos bombas falladas y una pérdida. Las ayudas defensivas del Morabanc y la precisión de sus tiradores sumadas a la superioridad andorrana en la pintura igualaban las fuerzas. Sin favoritos en el parquet Nogués tomó el mando de la Penya anotando 7 puntos en el primer periodo. Un parcial de 6-0 a favor del equipo de los Pirineos puso la máxima diferencia del partido en 6 puntos justo antes del final del primer cuarto (23-17).

Los verdinegros tampoco encontraron el rumbo en el inicio del segundo periodo, en parte por la gran diferencia de tamaño entre unos y otros, y el Morabanc lo aprovechó para alargar su buen momento a base de triples. Los pupilos de Navarro cubrían cualquier hueco, impedían las canastas fáciles y no dejaban respirar a los francotiradores del Joventut. Solamente Laprovittola y Morgan pudieron conectar sus triples. La estrella argentina, ya con más aire en los pulmones tras un descanso, comenzó a dirigir a su equipo y cortar la hemorragia (34-33) que había provocado el equipo del Principado. Dos tiros libres convertidos por Dakota Mathias y un triple fallado por Vitali fueron los precursores del final de una primera mitad que parecía decantada para el Morabanc y su envergadura pero que el tesón badalonense equilibró (38-37).

Poco le duró la alegría a la Penya. El Morabanc convirtió un par de triples de los tres que intentó y puso algo de terreno de por medio en el marcador (46-39). La sonrisa también se le borró pronto al equipo del Principado. Pese a las pocas ideas de Shawn Dawson en ataque, queriendo hacerlo todo, la Penya se las ingenió para convertir un 2+1 y sumar una canasta bajo el aro tras un rebote ofensivo del joven Parra, que en la primera mitad ya había dejado un gran mate. Zagars, otra de las promesas verdinegras, logró convertir tres tiros libres forzando un par de faltas en su primer minuto de juego (54-52). Upshaw Jr. bajo tablero y Colom dieron alas al conjunto del Principado y dejaron en nada la reacción catalana. Andew Albicy se jugó la última jugada del tercer acto cruzándose la pista y anotando acrobáticamente entre dos defensores (65-56).

Y como cada vez que el Morabanc parecía dominador en el encuentro la Penya volvió a plantar guerra por enésima vez. Del 67-56 se pasó al 70-65 en un abrir y cerrar de ojos. Ibon Navarro se desesperaba al ver cómo sus jugadores daban oportunidades al Divina Seguros Joventut. Rafa Luz incluso pasó 8 segundos en su propio campo, sin poder salir de él por la intensa presión de Laprovittola, que no encontraba su tiro y terminó eliminado por faltas, igual que Morgan. Sí lo hizo Dakota Mathias desde la esquina (72-68). Walker, máximo anotador del partido con 18 unidades, y Diagne respondieron a los catalanes (76-68) con dos jugadas ejecutadas magistralmente que acabaron desquiciando a la Penya. El 83-75 final certificó el pase del Morabanc Andorra a la última fase del torneo, que se enfrentará al ganador del FC Barcelona – Baxi Manresa mañana día 9 de septiembre a las 20:00h.