El pasado domingo, aún digiriendo la victoria ante San Pablo Burgos, el Monbus Obradoiro daba un golpe de efecto en lo que a materia de fichajes se refiere, anunciando la contratación de Kyle Singler, recientemente cortado por los Oklahoma City Thunder. Un jugador impensable para un club con tan poco presupuesto. Inimaginable hasta para los aficionados más optimistas que hacían sus ‘pajiplantillas’ en el foro de la ACB.

Es, propablemente, el fichaje más ilusionante del club compostelano en su historia. El «hype» que ha traído consigo es tal, que esta semana no se ha hablado casi de otra cosa en lo relacionado con el Obradoiro. Es normal, no todos los días se ve a un número 33 del draft, con una Copa del Rey en su haber y 360 partidos en la NBA a sus espaldas, jugando en el Fontes do Sar como local.

Todavía hay gente que no se cree su fichaje, pero lo cierto es que su debut se puede hacer realidad dentro de unas horas. Tras el golpe sufrido por Maxime de Zeeuw el pasado jueves en partido contra el Herbalife Gran Canaria, Singler ha sido dado de alta en lugar de Kendall Stephens y todo apunta a que disputará sus primeros minutos con la camiseta de Monbus Obradoiro ante el Iberostar Tenerife.

¿Qué puede aportar Kyle Singler al Monbus Obradoiro?

Una de las razones principales de su fichaje, además de ser una oportunidad de mercado, es, tal y como ha explicado José Luis Mateo, el estado del tobillo de Maxime De Zeeuw. Aunque el belga está forzando para jugar, todo parece indicar que tendrá que pasar por el quirófano tarde o temprano.

Por lo tanto, lo primero que destacamos de Kyle Singler es su polivalencia dentro de la pista. Si bien es cierto que su posición natural es la de alero, su altura y su físico le permiten desempeñar el puesto de ‘cuatro’ – que es en el que seguramente lo veamos hoy-, siendo capaz de abrir la pista a través de su tiro exterior. Así, Moncho Fernández se asegura tener un sustituto de garantías en caso de que De Zeeuw tenga que operarse y esté un tiempo de baja.

En caso de que el belga pudiera proseguir con la temporada -con más o menos problemas- lo lógico sería ver a Singler en la posición de ‘tres’. Y es aquí, donde a mi juicio aportaría más a los gallegos. Con su fichaje tendrían ese alero físico del que carece la plantilla tras la marcha de Eimantas Bendzius al Rytas Vilnius. Un pegamento para todo el juego exterior, al cual aportaría en facetas en las que no destaca ningún jugador de toda la batería de tiradores del Monbus Obradoiro.

Sin ser un sobresaliente en nada, Singler es un notable en todo. Sin renunciar a un gran tiro exterior, el estadounidense destaca por su juego sin balón mediante cortes a canasta que le permiten anotar bandejas fáciles. Su presencia física le permite llevar a su defensor al poste e ir bien tanto al rebote ofensivo como el defensivo. Además, en el apartado defensivo es muy esforzado y tiene fundamentos e inteligencia para entender todo el entramado defensivo de Moncho.

En general es un jugador de rol, pero un rol del que hasta su fichaje carecía el equipo santiagués. Viene con cláusula de salida a un equipo de Euroliga y probablemente no acabe la temporada en Santiago, pero esta era la única forma de hacerse con los servicios de un jugador de su calidad. Aunque si esto llegara a suceder, lo cierto es que no sería del todo una mala noticia porque supondrá que Kyle habrá dado un gran nivel y habrá ayudado al Monbus Obradoiro a conseguir sus objetivos.

Actuación contra su actual equipo (Monbus Obradoiro) cuando jugaba con el Real Madrid.