El estreno liguero del Divina Seguros Joventut en la Liga Endesa no ha podido ser peor. Al partido anulado contra el Breogán se le ha añadido la primera derrota de la termporada a manos de un Morabanc Andorra, que llegaba a Badalona sin apenas descanso tras su partido en Turquía contra el Galatasaray, por un contundente 65-75. El conjunto de los Pirineos estuvo muy serio en el apartado reboteador, donde cazaron hasta 14 rechaces ofensivos, y anuló a los tiradores verdinegros.

La Penya, no obstante, comenzó el encuentro como un tiro. Bien en ataque y mejor todavía en defensa. El Morabanc Andorra, que no iba a disponer de los puntos de David Walker, solamente pudo resistir estoicamente al 13-3 que le endosó el Joventut. A partir de entonces, los pupilos de Ibon Navarro fueron entrando al partido, apretando a los verdinegros y acercándose en el luminoso al final del primer cuarto gracias a los seis puntos consecutivos de Dylan Ennis (21-19). 

En el segundo acto el Joventut de Badalona fue por delante en el marcador a marchas forzadas. Los rebotes se le resistían a los chicos de Carles Duran. Marko Todorovic y Albert Ventura fueron enlazando jugadas y Nico Laprovittola, que tuvo un partido muy espeso, consiguió conectar desde la línea de triple para frenar las embestidas andorranas, lideradas por un Shayne Whittington que acabó el partido con 17 puntos, seis rebotes y 19 de valoración. El final de la primera parte llegó cuando todo estaba por decidir (39-38).

El descanso no le pudo sentar peor a los locales. La canasta de Dimitrijevic que inauguró el tercer cuarto fue el preludio de minutos nefastos para los verdinegros, que encajaron un parcial de 2-13 (41-51). El Morabanc se bastó de los errores de la Penya para abrir un importante trecho. Laprovittola no encontrava la forma de dirigir el juego, Shawn Dawson se borró y Todorovic fue incapaz de imponerse en la pintura. Los principescos, en cambio, sí encontraban la fórmula para abrir el campo y encontrar ángulos de tiro y la zona, donde Diagne no se cansaba de finalizar alley-oops. Ni las canastas fáciles entraban: López-Arostegui fue castigado con un tapón cuando ya lo tenía todo para acercar a su equipo al Morabanc justo antes del final del tercer acto (53-56). 

Quedaba poco tiempo y era el momento para que los francotiradores del Joventut aparecieran. Y no lo hicieron. Albert Ventura y Connor Morgan fueron los únicos en poder anotar desde el perímetro (63-70) mientras que Shurna, Jelinek y Vitali no daban tregua. Si los badaloneses se acercaban; los andorranos los mantenían a raya. Llegó un momento en el que todo estaba en contra de la Penya y en Badalona se dejó de creer en el milagro (65-75).

FOTOGALERÍA (completa en Flickr)