Plantilla Dallas Mavericks 18/19

Desde que ganaron el Anillo en 2011 los Mavericks han estado atrapados en zona de nadie. Mark Cuban ha querido aprovechar al máximo los últimos años de Dirk Nowitzki y quizás por eso ha intentado seguir peleando por los Playoffs en vez de reconstruir. La cuestión es que los Mavs de momento no han hecho ni una cosa ni la otra. Sin embargo, se las han apañado para conseguir a dos jóvenes estrellas con las que empezar un nuevo proyecto: Dennis Smith Jr y Luka Doncic. Comienza una nueva era en Dallas.

Análisis: La gran noticia del verano ha sido, sin duda, la elección de Luka Doncic en el pasado Draft. Los Mavs se enamoraron del esloveno y decidieron hacer un traspaso con los Hawks para poder elegirlo con la tercera elección. Doncic va a formar una dupla muy interesante con Dennis Smith Jr, al que los Mavericks eligieron en el Draft de 2017. Ambos son la base del nuevo ciclo de la franquicia de Mark Cuban.

Lo que no está muy claro de momento es rol y la posición que Doncic va a ocupar sobre la pista. Por lo que sabemos Rick Carlisle ha comentado a la prensa que su plan es utilizarlo como power forward, aprovechando su altura (2,01m) y su gran envergadura. Carlisle no cree que Donic tenga velocidad suficiente para cubrir a los escoltas rivales. Sin embargo, tampoco parece que el exjugador del Real Madrid tenga músculo suficiente para defender a la mayoría de cuatros. En cualquier caso, lo que sí que está claro que va a tener muchísimo protagonismo en ataque.

La otra gran noticia de la postemporada ha sido la incorporación de DeAndre Jordan, que esta vez sí ha dejado los Clippers sin mirar atrás. Jordan ha firmado un contrato de un año y 22 millones de dólares. En 2011 Tyson Chandler fue clave para que los Mavs se llevaran el anillo. Ahora, tras varios años de experimentos han recuperado por fin a un jugador capaz de igualar el nivel de Chandler. Además, Jordan también va a ser un gran socio para Smith y Doncic en el pick and roll.

También hay que hablar de los otros dos integrantes del quinteto inicial: Harrison Barnes y Wesley Matthews. Ambos llegaron a Dallas con muchas expectativas y un gran contrato, pero hasta ahora ninguno de los dos ha conseguido cumplir. Matthews tiene ya 31 años y es poco probable que alguna vez recupere el nivel que mostró en Portland. Sin embargo, no todo está perdido con Barnes.

El alero llegó a Dallas en 2016 con una misión clara: ser la nueva estrella del equipo y tomar el testigo a Dirk Nowitzki. Sus dos primeros años han sido más bien discretos, pero aún tiene 26 años por lo que las esperanzas de los Mavs aún están intactas. Doncic y Smith van a quitarle mucha presión, por lo que puede que este año sí logremos ver por fin la mejor versión de Harrison Barnes.

Por otro lado, la mala noticia del verano han sido las bajas de nombres como Yogi Ferrell, Doug McDermott y Seth Curry. Ninguno de ellos es una baja dramática, pero sí una mala noticia para una segunda unidad que es el principal punto débil de la plantilla. Por contra, la gerencia ha reclutado a varios jugadores no drafteados, entre los que destaca Kostas Antetokounmpo, el hermano menor de Giannis. La buena noticia es que Carlisle es especialista en lograr que sus suplentes jueguen a buen nivel.

Por último, no podemos hacer un análisis de los Mavericks sin hablar de Dirk Nowitzki. El alemán tiene ya 40 años y todo apunta que esta va a ser su última temporada como profesional. Dirk no está ya para muchos trotes, y es por eso que Carlisle ha confirmado que este año saldrá des del banquillo. Sin embargo, tendrá que hacer un último servicio antes de retirarse: enseñarle a Doncic y Smith todo lo que sabe.

Con todo dicho, los Mavs esperan como mínimo poder volver a los Playoffs tras dos temporadas de ausencia. Si quieren conseguirlo tendrán que ganar al menos 45 partidos, lago nada fácil en la salvaje Conferencia Oeste. Las posibilidades del equipo de Cuban de sumar algún gran agente libre en 2019 dependen lo que ocurra este año. La buena noticia es que tendrán mucho espacio salarial para tirar la casa por la ventana. El futuro de los Mavericks podría ser brillante si se hacen las cosas bien.

La estrella, Dennis Smith Jr: El año pasado Dennis Smith Jr fue, junto a Harrison Barnes, el principal líder del equipo y todo apunta a que va a seguir siéndolo durante mucho tiempo. Smith representa a ese base atlético y anotador que tan de moda se ha puesto en la NBA los últimos años. La temporada pasada promedió 15,2 puntos por noche y 5,2 asistencias y tuvo muchísimo protagonismo. A priori las llegadas de Doncic y Jordan van a ayudarle a seguir mejorando. Con eso y un tipo como Carlisle al mando el base de Dallas podría ser un All Star en menos que canta un gallo.