Plantilla Denver Nuggets 18/19

Si estuvieran en la otra Conferencia, serían candidatos a llegar a las Finales. Los Nuggets tienen un equipo tremendamente atractivo, muy capaz de anotar toneladas de puntos, con una curiosa mezcla de jóvenes y veteranos y una de las grandes nuevas estrellas de la Liga: Nikola Jokic. El pívot serbio, 23 años y medio apenas, estrena contratazo y se mantiene como la gran referencia de Colorado. Por sus grandes manos y su visión de juego pasan muchas de sus opciones.

El problema, como decíamos, es que compiten en el Oeste. Y allí la competencia es feroz. Jamaal Murray, Gary Harris, un Paul Millsap ya mayor pero teóricamente recuperado de la lesión que lo lastró el año pasado y Will Barton deberían ser más que suficientes para luchar por un puesto de Playoffs, ¿pero llegar más allá? Se antoja difícil. Especialmente importante para el primero de los objetivos es la salud del ala-pívot, ex de Atlanta, que no ha estado demasiado acertado cara al aro en los primeros compases de pretemporada, pero que debe ser el complemento defensor de un Nikola Jokic que debe mejorar en esa faceta.

Para mantenerse en la lucha, los de Denver han querido reforzar su banquillo con dos incorporaciones arriesgadas: Isaiah Thomas y Michael Porter. Al primero la fortuna no le ha sonreído después de su espectacular temporada 2016-2017. Lideró a unos Celtics corales hacia los Playoffs, donde se sobrepuso a la trágica muerte de su hermana para continuar llevando al equipo a las espaldas, incluso con una lesión…que posteriormente le pasó factura. A las puertas de firmar su gran contrato en 2018, tras muchos años jugando por bastante menos dinero del que merecía, fue traspasado a los Cavaliers, enviado a los Lakers posteriormente ante su bajo rendimiento y sus problemas dentro y fuera de la cancha y, finalmente, ha llegado a Denver en busca de redención. Poco más de dos millones para una fiera anotadora que vivió su dantesco infierno después del paraíso, con una 2017-2018 donde nada salió bien. Llega tocado al principio de temporada, pero es un anotador insaciable que puede dotar de muchísimos puntos al banquillo de los Nuggets. El contrapunto: su nula habilidad defensiva y esas lesiones que parecen estar reproduciéndose.

Respecto al segundo, una vez tuvo el sueño de ser el número 1 de esta clase de draft, hasta que una lesión de espalda le hizo perderse la temporada. Las banderas rojas sobre su fragilidad asomaron por todos lados y los equipos fueron rehuyéndole uno a uno en la noche del Draft. ¿Todos? ¡No! Una pequeña franquicia resistió ahora y siempre a los temores, y haciendo una apuesta arriesgada, aunque en una posición relativamente “normal” del Draft, se hicieron con el alero de Missouri. Por lo pronto, no hay fecha para su debut y la franquicia extrema las precauciones, porque sabe que cualquier paso en falso puede ser fatal. Ahora bien, si han acertado, pueden haberse llevado una ganga para las siguientes cuatro temporadas.

Estos son los mimbres. Junto con Plumlee, Juancho, Trey Lyles y un Jarred Vanderbilt que puede ser una de las sorpresas del último draft, intentarán aspirar a sumar las victorias suficientes para entrar en la postemporada. El año pasado se quedaron a las puertas, en la última noche, por poco y a solo tres partidos de la tercera posición. Este año, si Millsap está recuperado y los jóvenes mantienen su progresión, las cincuenta victorias no deberían ser una locura. El problema, de nuevo, jugar en el Oeste.

Los Nuggets son, por tanto, un equipo divertido. Anotador, que corre y con una bonita mezcla de juventud y veteranía, liderados por un europeo alto de espectacular visión de juego. Han añadido a su vestuario pólvora peligrosa, por lesiones y por posibles problemas de vestuario, en la forma de Thomas y Porter Jr., pero quien no arriesga, no gana. Cincuenta victorias pueden suponer no solo Playoffs, sino segunda ronda. Y es probable que Warriors o Rockets destruyan sus esperanzas una vez llegados a ese punto, pero, hasta entonces…¡a creer!

Estrella: Nikola Jokic

El pívot serbio es la indiscutible figura del equipo. Elegido en el número ¡41! Por los Nuggets en el draft de 2014, ha ido evolucionando su juego ofensivo hasta alcanzar unos promedios nada desdeñables en puntos, rebotes y, sobre todo, asistencias (6,1) el año pasado. Tiene una visión espectacular y es uno de los mejores hombres altos de la liga en el campo contrario, pero debe mejorar mucho sus prestaciones defensivas. Si logra subir ese peldaño a la hora de proteger su pintura y mantener, o actualizar, sus habilidades en ataque, se puede convertir en un candidato al MVP. Por sus grandes manos pasan las esperanzas de los Nuggets y la activación de su ataque.

Objetivo:

Alcanzar las cincuenta victorias, se quedaron relativamente cerca el año pasado, y entrar en Playoffs. Una vez ahí, intentar llegar a la segunda ronda. Que Michael Porter demuestre estar sano y se convierta en un nuevo proyecto de estrella.

Previsión:

Cuarenta y ocho victorias y caída en primera ronda de Playoffs.