Plantilla Memphis Grizzlies 18/19

Memphis Grizzlies ha decidido continuar un año más el proyecto liderado por Mike Conley y Marc Gasol en la cancha tras una temporada muy mala. Se ausentaron de los playoffs por primera vez desde 2010. Las salidas de Tony Allen y Zach Randolph ya marcaron el final de la era del “Grit and Grind” el pasado verano y la temporada consiguiente lo confirmó de manera definitiva. Los mejores años de los de Tennessee se saldan con siete temporadas en playoffs y por encima del 50% de las victorias, tres temporadas con 50 victorias o más y unas finales de conferencia disputadas en 2013. Cuesta imaginar a los Grizzlies en una situación tan estable en un corto medio plazo.

La piedra angular del proyecto, Marc Gasol, afronta la campaña 2018-19 como la última de su actual contrato, y si las cosas no cambian mucho en Memphis, la última como jugador de los Grizzlies. A sus 34 años con los que terminará la temporada, el pívot español está ante una de las últimas oportunidades para aspirar al anillo de la NBA, y en el equipo que lleva toda su trayectoria en Estados Unidos no tiene pinta que vaya a conseguirlo.

Los siguientes dos jugadores con más peso salarial en la franquicia, apenas tuvieron presencia en las pistas la temporada pasada. Mike Conley, que cobrará 30 millones de dólares este año, tan solo jugó 12 partidos. Por otro lado, la contratación de Chandler Parsons en la agencia libre de 2016 sigue siendo uno de los peores movimientos de la franquicia en los últimos años. En dos temporadas ha jugado 70 partidos con los Grizzlies, cobrando la friolera de 47 millones de dólares. Para este curso se espera a un Mike Conley sano que acompañe a Gasol en el duro camino que se avecina en el Oeste.

El aire fresco a la franquicia llega de la mano del rookie Jaren Jackson Jr. elegido en el cuarto puesto del pasado draft. El de los Spartans puede jugar tanto de ‘4’ como de ‘5’ y ser un buen complemento de Marc Gasol en la pintura. Jugador muy móvil con sus 211 centímetros y con aptitudes defensivas, aunque le falta trabajar el ataque. Tanto él y como Gasol pueden salir fuera y crear amenaza porque ambos son capaces de tirar de tres.

Las incorporaciones más destacadas, las de Kyle Anderson que viene de los Spurs y de Garrett Temple de los Kings, dan un perfil más versátil y profundidad en la rotación del equipo. En el banquillo sigue Bickerstaff tras el despido de Fizdale la pasada temporada. Con todas las piezas sanas, los Grizzlies deberían ser un equipo disciplinado y duro de roer para los equipos de mitad de tabla, pero la clasificación a los playoffs del Oeste queda un tanto utópica viendo todos los candidatos que hay esta temporada.