Plantilla New York Knicks 18/19

Fans de los Knicks, tenemos dos noticias: una buena y una mala. La buena es que tras varios años de mediocridad la franquicia está por fin en el camino correcto. La mala es que aún queda bastante camino para conseguir resultados. Con todo, los Knicks tienen un núcleo jóven muy interesante y un buen entrenador, David Fizdale, que es más que capaz de desarrollarlo.

Análisis: Los Knicks van a empezar la temporada sin Kristaps Porzingis, su principal estrella, algo que va a marcar el rumbo de la campaña. El letón se rompió el ligamento anterior cruzado en enero de este mismo año y ni siquiera se sabe si volverá a jugar esta temporada. Con KP6 fuera de combate el peso del ataque va a recaer sobre Tim Hardaway Jr y el novato Kevin Knox, del que hablaremos después. También Enes Kanter, que ha decidido seguir un año más en el Madison, va a asumir galones y protagonismo en ataque.

La gran noticia del verano ha sido sin duda la contratación de David Fizdale como nuevo entrenador. Pocos días después de acabar la fase regular los Knicks decidieron despedir a Jeff Hornacek tras dos temporadas en las que sólo pudo sumar 60 victorias. Tras un proceso de varias semanas en las que sonaron bastantes nombres la gerencia ha decidido apostar por Fizdale, que debe aportar seriedad y desarrollar a los jóvenes.

Fizdale tendrá mucho trabajo que hacer. El año pasado los neoyorquinos estuvieron entre los diez peores equipos tanto en Offensive Rating (104,1) como en Defensive Rating (108,4). Y podríamos dar otro dato más. Desde la temporada 99-00 los Knicks sólo han ganado tres series de Playoffs.

Más allá de eso las cosas se han movido bastante poco en verano. Los Knicks decidido buscar a jugadores jóvenes con contratos bastante cortos y por poco dinero. El objetivo no es otro que tener el máximo espacio salarial de cara al 2019. Las principales incorporaciones del nuevo equipo de Fizdale han sido Mario Hezonja y Noah Vonleh. Además, la mayoría de veteranos aún siguen en la plantilla.

Por otro lado, también hay que hablar del buen trabajo que hicieron la noche del Draft. Los Knicks eligieron a Kevin Knox con la octava elección de la primera ronda, por encima de Mikal Bridges y Michael Porter Jr. A muchos les pareció una apuesta arriesgada, sobre todo por el carácter de Knox. Sin embargo, al ex alero de Kentucky le han bastado unos pocos partidos de la Summer League para despejar todas las dudas. Knox tiene físico, liderazgo y clase para ser uno de los principales pilares de la franquicia en las próximas temporadas. Y lo mejor es que sólo tiene 19 años.

En la segunda ronda los Knicks eligieron al pívot Mitchell Robinson, uno de los robos del Draft. Robinson es un pívot de claro perfil defensivo y grandes cualidades físicas, al más puro estilo DeAndre Jordan. En la Summer League también dejó grandes sensaciones y todo apunta a que va a ser el segunda pívot en la rotación de Fizdale.

Por último la posición de base va a seguir siendo toda una incógnita. Ahora mismo los Knicks tienen tres bases en su plantilla: Frank Ntilikina, Emmanuel Mudiay y Trey Burke. El francés Ntilikina, del que se espera que siga progresando, parte con cierta ventaja y todo apunta a que será titular. Por otro lado, Trey Burke será uno de los principales líderes de la segunda unidad. Lo de Mudiay es un caso aparte. El congoleño llegó a Nueva York el pasado mes de febrero y todo apunta a que está ante su última oportunidad para quitarse la etiqueta de pufo.

El principal objetivo de la temporada es desarrollar a los jóvenes. Los Knicks no tienen prisa por ganar, pero eso no quiere decir que se puedan permitir una temporada desastrosa. Los neoyorquinos aspiran a llevarse a uno o dos grandes agentes libres el año que viene, y por eso deben mostrar que se proyecto tiene una base sólida. Ganar entre 30 y 35 partidos puede no parecer mucho, pero en las circunstancias actuales, sin Porzingis y con un núcleo joven, sería una cifra bastante positiva.

La estrella, Kristaps Porzingis: El ala-pívot letón es, sin ninguna duda la gran estrella de la franquicia neoyorquina. El año pasado Porzingis vivió su primera temporada como líder y estrella del equipo. KP6 jugó 48 partidos en los que promedió 22,7 puntos y 6,6 rebotes, lo que le llevó al partido del All Star Weekend por primera vez. Sin embargo, por desgracia se rompió el ligamento anterior cruzado en el mes de enero, lo que provocó que se perdiera el resto de la fase regular. De momento aún no hay fecha para su retorno. Su química con Kevin Knox será un factor clave para el éxito de los Knicks a medio y largo plazo.