Victoria de los Golden State Warriors en su puesta de largo en busca de su tercer anillo consecutivo. El segundo, el de la temporada pasada, fue entregado a sus dueños antes del inicio del partido.

Un encuentro propio de una jornada inaugural, parecido en su inicio al Sixers-Celtics de unas horas antes. Alto número de pérdidas de balón y malos porcentajes de tiro. Si Irving lo sufrió en primera persona, en este partido el damnificado fue Paul George, que se tiró hasta las zapatillas y no anotó prácticamente nada. Eso, eso sí, solo durante la primera mitad.

Si con Russell Westbrook cunde una anarquía jerarquizada, sin él -sigue recuperándose de su lesión de rodilla-, los Thunder atacan sin sentido alguno ni organización. Planes improvisados dependientes del buen día en el tiro. Adams peleó como el que más abajo, con más trabajo de lo habitual, pero estuvo muy solo. Schroder, por minutos un mini Westbrook, acusó el excesivo minutaje y la intensidad del rival.

Enfrente los Warriors y su habitual rutina en Liga Regular. Dominar el partido, para dejarse ir, y volver a controlarlo. Coinciden la primera y tercera parte con los minutos de Curry y Durant en pista. Hoy también. Steph estuvo especialmente enchufado al inicio y lideró las primeras ventajas: 19 para el base al descanso. Entre él, Kevin y Thompson, 45 de los 57 puntos de Warriors en los dos primeros cuartos.

No juega a favor de la franquicia campeona sus constantes minutos de desconexión. Suelen ser pocos, pero en el tercer cuarto fueron todos, los 12. Eso, unido al excepcional acierto ofensivo de George y Schroder, colocó a Oklahoma en el partido. Que funcione Schroder en este sistema es una gran noticia para los Thunder. Queda comprobar como cohabita con Westbrook al lado. De vuelta al partido, ahora eran los Warriors los que erraban sus lanzamientos, junto con las buenas ayudas defensivas de los Thunder -muy buenos minutos de Grant-, que a físico pocos les superan.

Pero ya saben, un par de acciones de Durant, algunos triples de Thompson, buenas defensas de Green, más de Curry…lo que ya conocen sentenció el partido pese al empuje de Oklahoma. Lo más efectivo y mortal para el rival que existe en el planeta basket volvió a decidir una victoria. Estos van a por el tercero.

Parciales por cuartos: 31-23, 26-24, 26-32, 25-21

MVP Golden State Warriors: Stephen Curry: 32 puntos, 8 rebotes, 9 asistencias en 36 minutos

MVP Oklahoma City Thunder: Denis Schroder: 21 puntos, 9 rebotes, 6 asistencias en 33 minutos

Españoles en la NBA-Álex Abrines: 8 puntos, 2 rebotes en 23 minutos