Tercera madrugada en la NBA con sólo tres partidos, destacando el debut de LeBron James con los Lakers. El ’23’ hizo un buen partido, pero los angelinos cayeron por 15ª vez consecutiva en Portland. Además, Embiid se fue hasta los 30 puntos y Miami superó a Washington.

Todos los focos de la noche estaban puestos en Portland, donde los Lakers de LeBron se estrenaban este curso. Y lo hicieron con derrota, encajando 128 puntos (128-119). De nada sirvió el fulgurante inicio de James, con dos mates consecutivos en transición. La nueva estrella angelina acabó con 26 puntos, 12 rebotes y 6 asistencias, pero los de Oregon jugaron mejor los últimos minutos y se llevaron el gato al agua. A los 28 puntos de Lillard y los 21 de McCollum (con malos porcentajes de tiro) hay que destacar los 24 de Staukas saliendo desde el banquillo (5 triples). Fue precisamente desde más allá del arco donde los Lakers más sufrieron, anotando su primer triple en el minuto 34 por mediación de Hart, que acabó metiendo tres y finalizó con 20 puntos. Imprescindible su rendimiento, liderando una segunda unidad que sólo tuvo como añadido a Kuzma (15 puntos). Pero ganaron los Blazers, con el joven Zach Collins dejando buenos detalles de su potencial.

Qué gusto ver jugar a Joel Embiid casi sin restricción de minutos. El pivot disputó 32 ante los Bulls, acabando con 30 puntos y 10 rebotes. +28 los Sixers con él en pista, suficiente para batir a los Bulls (108-127). Hasta ocho jugadores alcanzaron los dobles dígitos en anotación, incluidos tres hombres del banquillo (Shamet, Redick y Johnson). Ben Simmons sumó su primer triple-doble (13+13+11) de la temporada y Covington se alzó hasta los 20. En los de Illinois, aún sin Markkanen, despuntaron LaVine (30) y Portis (20+11).

Finalmente, los Heat ganaron 113-112 a los Wizards con esta canasta de Olynyk.