Stephen Curry anotó anoche 11 triples en un partido por sexta vez en su carrera. Una cifra ya de por si escandalosa que aumenta su importancia cuando ningún otro jugador en la historia ha logrado al menos 2 partidos con tal cifra.

En una época en la que se habla mucho de la mesa en la que comen las estrellas del deporte, Curry tiene un salón privado reservado para él en materia de triples. No hay nadie como él. Y difícilmente lo habrá. Por su facilidad para armar el brazo, su amenaza constante una vez entra en campo ofensivo… y por su efectividad. Curry acabó esta madrugada con 51 puntos, 11 triples incluidos, en apenas tres cuartos. No jugó el 4Q, por lo que no pudo superar su high career (54), pero en los 32 minutos que disputó tuvo tiempo para firmar una actuación monstruosa.

Ganaron los de Oakland, 144-122 a los Wizards, con Durant añadiendo 30 puntos y Thompson 19. Un total de 100 puntos para el Big Three, algo que no ocurría desde 2009 en NY, cuando Kobe Bryant (61), Pau Gasol (31) y Trevor Ariza (13) se combinaron para un total de 105 (dato de NBA Stats).

Curry anotó triples de todos los colores, tras bote, en spot-up, desde 10 metros ante la ligera pasividad defensiva de los capitalinos… Tras su último triple, y en un gesto natural ante tal exhibición, Oubre se lo quedó mirando en plan «Are you kidding me?»

Es de otra galaxia.

Al habla Durant…

“Cuando está así de enchufado, todos estamos ahí para apoyar esa racha. Yo era el que le gritaba y animaba para que hiciera más”.

… y Kerr:

“Tenemos a un jugador que tira desde más de 12 metros… y yo como entrenador no me enfado, le aplaudo. Nunca hemos visto a alguien que tire a canasta así”

El vídeo: 

Declaraciones vía Warriors Spain