Dos semanas de competición y aquí están los cinco protagonistas de los últimos días.

51 de Don Stephen

No hay indicios de que los Warriors dejen de ser la apisonadora a la que nos tienen acostumbrados. Ya lideran el Oeste con un balance de 6-1, 4-0 esta semana. Stephen Curry es el nombre propio de esta semana. Alcanzó los 51 puntos y 11 triples ante los Wizards en un partido memorable, y sus promedios de la semana no se quedan lejos: 36 puntos y un espectacular 54,5% desde su hábitat natural, la línea de tres puntos. El ’30’ de La Bahía ha convertido 7,5 triples por partido y ya es el quinto triplista histórico de la NBA. Ha sido elegido el mejor jugador de la semana en la Conferencia Oeste y va a por el MVP.

Un páramo de pena en Ohio

Sin LeBron, la vida es muy distinta. Es un hecho que se contrasta noche tras noche en Cleveland. Los Cavs tienen el dudoso honor de ser ya el peor equipo de toda la NBA -pese a la apuesta fuerte de los Thunder-, y la única franquicia que aún no sabe lo que es ganar un partido esta temporada.

El 0-6 en estas dos semanas le ha costado el puesto al entrenador del Anillo, Tyronn Lue. Y por si fuera poco, ESPN avanza que Kevin Love podría estar de baja un mes debido a una lesión en un dedo de su pie izquierdo. Las desgracias nunca vienen solas.

Nuevo ídolo en Detroit

Sin duda, él es uno de los jugadores más en forma en este inicio de temporada. Entrar en una franquicia tan histórica como la de los Pistons no está al alcance de cualquiera. Blake Griffin anotó 50 puntos -récord de su carrera- y capturó 14 rebotes frente a los Sixers. Ha pasado de promediar 19 puntos por partido la pasada temporada, a firmar 28 por noche.

Además, no promediaba un doble-doble desde sus dos primeras temporadas en la NBA. Alejado, esperemos que por mucho tiempo, de sus constantes problemas físicos, Griffin está en su mejor momento y Detroit (4-1) lo agradece, siendo sin duda la revelación de la Conferencia Este.

La avispa que más pica

Pasa más desapercibido que los Curry, Griffin y compañía. Quizá porque es más regular que ellos. Quizá porque no tienen tantos focos mediáticos encima. Quizá porque juega y compite en un mercado mucho más pequeño. Pero es tanto, o más líder para su equipo que ellos.

Hablamos de Kemba Walker, dueño y señor de los titubeantes Hornets, que marchan en mitad de tabla del Este con un balance de 3-4. Una leve mejora con respecto a años anteriores, muy alejada del gran paso adelante de su estrella. Kemba es, después de Curry, el jugador que más triples lanza (64) y consigue (29) de la NBA en solo siete partidos. Sus números son desorbitados: 31 puntos de media por encuentro, diez más que la pasada campaña. Que mantenga este nivel es condición indispensable para que Charlotte vuelva a disputar unos Playoffs.

Un duelo inédito

Bucks y Raptors son los dos mejores equipos de la NBA a estas alturas. Ambos comparten el liderato de la Conferencia Este y aún no conocen la derrota. Un inmaculado 6-0 brilla en su registro…hasta esta noche, cuando a la 1 de la madrugada hora española se vean las caras en Milwaukee. Representa este duelo un partido histórico: por primera vez en la historia de la NBA dos equipos imbatidos y con idéntico balance se enfrentarán en Liga Regular.

Aunque Murphy vuelve a hacer de las suyas. Tanto los Raptors como los Bucks han confirmado que sus dos estrellas no se vestirán de corto: Kawhi Leonard, por precaución debido a su historial de lesiones y Giannis Antetokounmpo por el protocolo médico tras sufrir una conmoción cerebral en el último encuentro frente a Orlando. Vaya chasco.