Continuamos analizando semanalmente los nombres más destacados de la NBA.

Francotirador Thompson

Imaginen el potencial de aquel equipo en el que hay un jugador que ostenta el recórd histórico de triples en un partido -noviembre 2016- y sucede otra noche, un año después que un compañero suyo se lo arrebata. Puro baloncesto moderno el que representan los Warriors, ejemplificados en Stephen Curry y Klay Thompson.

Este último anotó 14 triples ante los Bulls. Intentó 24 en 27 minutos. 52 puntos, con 18 de 29 en tiros de campo. Una barbaridad. Y da la sensación que, ya sea él o Curry, pueden volver a batir esas marcas cualquier otra madrugada.

De’Aaron Fox, para la historia

Seguimos hablando de hazañas. De’Aaron Fox vivió su mejor noche como profesional ante los Hawks, en la que anotó 31 puntos, capturó 10 rebotes y dio 15 asistencias. Sus Kings viven un momento dulce, con 6 victorias y 4 derrotas de balance.

Fox entró en la historia por dos vertientes. La local, primer triple-doble en Sacramento con más de 30 puntos desde Mitch Richmond en 1997; y de toda la NBA, al convertirse en el segundo jugador, después de LeBron James, en lograr un triple-doble de +30 con menos de 21 años.

Zombi renacido

Derrick Rose, sin duda el hombre de la semana. Lean y, sobre todo, disfruten del regreso a la vida de un MVP en la noche de Halloween.

Embiid impone su ley

Quiere ser el pívot más dominante de la liga. Quizá ya lo es. Y como siga con sus registros, entrará en las quinielas para el MVP. Los Sixers andan en una buena racha, con cuatro victorias en los últimos seis encuentros.

El bueno de Joel ha sido pieza fundamental en los últimos. 96 puntos y 45 rebotes en solo tres noches Una de ellas, logrando intimidar a Drummond, al que antes y después también ‘trolleó’ en redes sociales.

La rebeldía funciona

En la época del baloncesto rápido, el de los triples, el del físico, el de los pequeños, el de los jugadores ultra polivalentes, hay dos equipos que han confeccionado su plantilla lejos de esos ideales. Les llaman rácanos, anticuados y predecibles.

Nada más lejos de la realidad. San Antonio Spurs y Memphis Grizzlies suben posiciones en el Oeste esta semana. Nadie contaba con ellos y han empezado la temporada de una forma brillante. El caso de Memphis, al que muchos daban como uno de los peores equipos de la Liga, es especialmente llamativo.