El Real Madrid perdió hace justo un año, el 9 de noviembre de 2017, 90-83 en Tel Aviv. Aquel encuentro le hizo ceder el liderato a los de Laso. No fue ninguna catástrofe, porque ya sabemos cómo finalizó la temporada –con un incontestable dominio blanco-. Y también cómo ha comenzado esta. De hecho, parece una continuación de la anterior.

Los blancos sumaron su sexta victoria del curso en la Euroliga (siguen invictos) tras ganar al Maccabi 66-87 en un partido que controlaron desde el 2Q, cuando Carroll decidió enchufar 14 puntos consecutivos (de los 16 que anotó) para liderar un parcial de 0-13 que se convertiría en un +18 al descanso (23-41). No pierde el Madrid fuera de casa en Europa desde el 17 de abril, en el primer partido de los cuartos de final vs Panathinaikos.

Maccabi apenas dio guerra a los madridistas, que tampoco se relajaron tras el paso por vestuarios. Llull decidió coger el testigo de Carroll, anotando un total de 4 triples en el tercer periodo. El balear metió 14 puntos en ese cuarto (terminando con 17, máximo anotador del Madrid).

Los de Laso no bajaron la guardia, superando con una pasmosa facilidad a los de Spahija, sin alternativas en el banquillo ni orgullo en la pista. Fue tal el desdén israelí que el Madrid llegó a ganar por 30 puntos (48-78, min 35).

Caloiaro y Sessions maquillaron el marcador en los últimos minutos, pero no pudieron disfrazar la paliza madridista.

Ayón… y la defensa

Tras firmar 30 de valoración hace una semana (siendo MVP de la Jornada 5), Gustavo Ayón sumó 27 créditos ante el Maccabi gracias a sus 12 puntos, 12 rebotes y 3 asistencias en apenas 21 minutos de juego. El mexicano está en forma.

89,3. Ese es el dato que consolida al Real Madrid como el mejor equipo defensivo de toda la Euroliga. Ese 89,3 es el Deffensive Rating de los de Laso, que lideran dicha estadística siendo además el único equipo de la competición que está por debajo de los 90 puntos. (Datos de OverBasket).