La legendaria jugadora de la WNBA Sue Bird ya está empezando a planificar su vida una vez cuelgue las zapatillas de baloncesto. Y es que según se ha confirmado en las últimas horas Bird va a incorporarse en breve a la junta directiva de los Denver Nuggets como asociada en las operaciones de baloncesto. A pesar de eso, va a seguir jugando en la WNBA.

Bird, de 38 años, es una auténtica leyenda del baloncesto femenino. La base de las Seattle Storm ha jugado 16 temporadas en la WNBA, en los que lo ha ganado casi todo tanto a nivel colectivo como individual. Ha ganado tres Anillos y ha sido 10 veces All Star. Es una de las mejoras jugadoras de la historia de la liga. Además también ha ganado cuatro Oros Olímpicos con la selección de Estados Unidos. Es un palmares impresionante.

Hay que decir que Sue Bird no es la única leyenda que va a compaginar su carrera como jugadora con un trabajo en la NBA. La gran Kristi Toliver también está haciendo lo propio. La actual base de las Washington Mystics está trabajando en el cuerpo técnico de los Wizards.

Nancy Liberman y Becky Hammon abrieron camino

Es probable que las incorporaciones de Sue Bird y Krsiti Toliver no hubieran sido posibles si no fuera por Nancy Liberman y Becky Hammon, dos auténticas pioneras.

Hammon empezó a trabajar en 2015 en el cuerpo técnico de los San Antonio Spurs, y llegó a dirigirlos en la Liga de Verano de ese año. De hecho, consiguió llevarse el título. Es, de momento la primera y única mujer que lo ha logrado. Incluso es posible que algún día sea la heredera del gran Gregg Popovich.

Por otro lado Nancy Lieberman lleva tres años trabajando en el cuerpo técnico de los Kings. Anteriormente había entrenado a los Texans Legends de la D-League.

Sin embargo, ninguna de ellas ha sido la primera mujer que ha trabajado con un cuerpo técnico de la NBA. Ese honor pertenece a Lisa Boyer, que trabajó con los Cavaliers entre 2001 y 2002. 

Sea como sea, todas estas incorporaciones son una gran noticia para la NBA. Es muy posible que en los próximos años veamos a más mujeres en puestos cada vez más importantes.