Alzan el vuelo los Mavericks tras derrotar esta madrugada a los Warriors 112-109 con una brillante actuación de Luka Doncic, autor de 24 puntos, 9 rebotes y 4 asistencias frente a los vigentes campeones. El esloveno fue clave en el tramo final del partido, capturando un rebote y anotando cuatro puntos en el último minuto y medio. Es el octavo partido del curso en el que Luka supera los 20 puntos. Dallas encadena cuatro victorias consecutivas y ha ganado 6 de 8 sus partidos en casa.

Los de Steve Kerr, que no contaron con Draymond Green, acumulan cuatro derrotas en los últimos diez partidos (12-5 de balance global), dos de ellas seguidas que permiten igualar la clasificación en el Oeste [seis equipos en apenas partido y medio]. Sin Curry nada fluye igual. Y eso que Kevin Durant (32 puntos) y Klay Thompson (22) hicieron todo lo posible para ganar pero firmaron un pobre y poco habitual 2 de 15 en triples.

Dallas golpeó de inicio, pero los Warriors se fueron al descanso dos arriba [57-59] y mantuvieron la ventaja en el marcador a lo largo del tercer periodo. Pero en el último cuarto se toparon con Finney-Smith, Doncic y un eléctrico Barea, que le dieron la vuelta al encuentro. Y el esloveno, que no duda en asumir galones en el clutch, sentenció.