Este miércoles se cerró la Jornada 8 de la Euroliga con dos tropiezos de los equipos españoles. El Baskonia no pudo asaltar el Medionalum Forum, mientras que el Barcelona sucumbió en el OAKA.

Empezamos en Milán, donde Baskonia cayó 93-90 ante el conjunto dirigido por Pianigiani y liderado por Mike James, autor de 20 puntos y 8 asistencias. Junto al estadounidense, Micov, que acabó con 22. Menos destacado a nivel estadístico, pero clave en defensa, fue la aportación de Jeff Brooks. En el cuadro vasco sobresalió Poirier con un 18+10 (30 de valoración), mientras que Janning recuperó su acierto exterior (18 puntos, 4 triples). Fue insuficiente. 2-6 Baskonia, a dos victorias del Top 8. Queda mucho todavía pero ganar al Panathinaikos este viernes será fundamental.

Por otro lado, el Barcelona siempre fue a remolque y perdió ante el Panathinaikos 76-70. Es la cuarta derrota consecutiva de los azulgrana en el OAKA (no ganan desde 2015 allí). Pascual tejió una telaraña defensiva que desactivó a Singleton y minimizó a Tomic. Solo Kuric (17 puntos, está en un 48% en triples en Euroliga) cumplió, y los intentos en solitario de Heurtel en los últimos minutos no bastaron. PAO dominó el rebote (40-32) y tuvo una aportación coral (anotaron los 12 jugadores). Pau Ribas y Kevin Pangos, los más señalados. La baja de Hanga se notó.