A domicilio, Spar Citylift Girona continúa con su fortaleza en Eurocup ya que es el cuarto triunfo que consiguen en esta competición. Es decir, siguen imbatibles en el primer lugar del grupo F con un pie y medio en la siguiente fase.

Doblegaron a Lointek Gernika en el pabellón de Maloste por 47-78 en un envite donde las catalanas mostraron ir un paso más cuando lo necesitaban. Fue un inicio donde las locales, apoyadas por su público, acudieron con mucha energía y con ganas de hacerlo bien pero Eric Suris no quería especular y desde el primer minuto quiso poner el ritmo de juego.

La intensidad que siempre disponen estuvo vigente con muchas jugadoras sabiendo lo que era anotar. Las vizcaínas pudieron aguantar los primeros siete minutos pero a partir de entonces, pusieron el pie en el acelerador. Hampton fue la referencia, la dupla Palau-Martínez fue muy fiable en defensa además del control y desde la zona con la ayuda de Colhado.

En el segundo cuarto, cuando Gernika pudo acercarse a cuatro puntos, tuvieron la mala noticia de que Juana Molina se había lesionado su rodilla derecha. Aquello preocupó y mucho a las jugadoras vizcaínas que podían ser guiadas por Gwahtmey pero también muchos fallos ya que muchas veces quería hacer las cosas de manera solitaria.

Poco a poco, el equipo visitante cogió diferencias en el marcador. Al descanso se fueron con 31-43 pero al inicio de la segunda mitad, se toparon con un golpe de Naiara Diez que finalmente no fue nada grave ya que continuó pero también preocupó. Con 9-18, en el tercer cuarto, Girona dejó cerrado el envite con un cuarto por disputarse.

Finalmente, la diferencia fue a más y las jugadoras del conjunto catalán demostraron que poco a poco van creciendo como equipo.

ESTADÍSTICAS