Eslovenia cayó este jueves en Ucrania (82-54), sumando su séptima derrota en el Grupo I, lo que matemáticamente le deja fuera del Mundial de China 2019. Es decir, la campeona de Europa no jugará el campeonato intercontinental el próximo año. Un sinsentido.

Cuesta entender que la selección que hace apenas un año ganaba el Eurobasket se vaya a perder ahora el Mundial. La FIBA, que tanto promueve los méritos deportivos (y bien que hace), ha organizado unas ventanas que han dejado a Eslovenia fuera de un campeonato que llevaba jugando tres veces seguidas (2006, 2010 y 2014).

Claro que era de esperar. Sus dos mayores estrellas, Doncic y Dragic, están en la NBA. Y sus referentes europeos no han podido asistir a las últimas ventanas porque están jugando Euroliga (Blazic, Randolph y Prepelic).

No están descartados para los JJOO

Eslovenia no estará en el Mundial, y por ahora tiene muy difícil estar en los Juegos Olímpicos… Aunque hay una opción: que reciba una de las dos invitaciones que tendrá FIBA Europe para los Preolímpicos.