Es poco habitual ver a un entrenador hacer autocrítica de forma abierta, sin tapujos, delante de los medios de comunicación. Los mensajes de los técnicos suelen ser más superficiales, dejando los análisis más sinceros para el trabajo interno. Y tiene todo el sentido del mundo. Sin embargo, esta madrugada, tras la derrota de los Warriors en Detroit (111-102, y eso que volvió Curry), Steve Kerr lanzó un mensaje en el que reconocía sus errores, llegando a definir sus decisiones durante el encuentro como “unas de las peores en mi carrera”. 

Los Warriors ya han perdido 9 partidos y están con un balance de 4-7 fuera de casa. Poco común. Kerr fue honesto en rueda de prensa y expuso lo siguiente:

“No me ha gustado nuestro ataque esta noche. Tenemos que hacer un mejor trabajo. Probablemente este partido haya sido uno de mis peores partidos como entrenador. Tuvimos problemas de faltas muy pronto y estuve buscando un quinteto que pudiera igualar la pareja Griffin-Drummond, pero no fui capaz de encontrarlo. Ni encontrábamos tiros de 3 ni atacábamos el aro. Tengo que hacer un mejor trabajo del que he hecho en estos primeros dos meses de temporada. Tengo que encontrar combinaciones que funcionen y generen espacios porque hasta ahora lo que estamos haciendo no funciona”.

Bravo por él. Uno de los mejores entrenadores de la NBA, sin duda.

Declaraciones vía USA Today