Tras su frustrada experiencia en los Knicks, Derek Fisher regresa a los banquillos. El exjugador y multicampeón de la NBA con los Lakers se hará cargo de Los Angeles Sparks de la WNBA.

Penny Toler, vicepresidenta ejecutiva y mánager general del equipo angelino, mostró su respaldo a Fisher a través de un mensaje publicado en el sitio web de las Sparks: “Derek es un campeón y un líder probado dentro y fuera de la duela. Con su basta experiencia como exjugador y entrenador, creo que no puedo pensar en nadie mejor para llevar a nuestro equipo hacia adelante”.

La estrella de las Sparks, Candace Parker, ganadora en dos ocasiones del MVP de la temporada regular de la WNBA, también dio la bienvenida a Fisher: “Es una gran mente del basquetbol que traerá muchísima experiencia de alto nivel para nuestro equipo (…) Además, ha apoyado fuertemente al baloncesto femenino por mucho tiempo”, aseguró.

Fuente: AS