Tras acabar el tercer periodo nueve abajo (67-58), Mike James se propuso liderar una hazaña en Estambul: remontar al Fenerbahce en su casa. No lo logró, pero el estadounidense nos regaló una de las mejores actuaciones individuales en lo que va de temporada. James anotó 20 de sus 31 puntos en el 4Q, incluyendo cuatro triples consecutivos que desesperaron a Obradovic. Y es que Milano llegó a ponerse a solo dos puntos a falta de dos minutos (81-79), pero entonces aparecería Guduric (20 puntos) con dos triples consecutivos para sentenciar.

James (6 triples en total, 30 de valoración) se quedó sin recompensa y Milano sumó su cuarta derrota consecutiva, lo que le aleja del Top 4. En cambio, Fenerbahce ya encadena ocho triunfos seguidos y seguirá una semana más como líder de la Euroliga.

Después de un mal primer cuarto (15-21), Sloukas lideró la reacción turca, combinando con Lauvergne primero y Vesely después (40-40 al descanso). Brindaron un bonito duelo el francés y el checo con Gudaitis, que acabó exhausto. El paso por vestuarios despertó a Datome, mientras Vesely siguió percutiendo en la pintura con efectividad. No podía seguir el ritmo Milano, que sigue echando de menos a Nedovic -tampoco ayuda que Bertans no anote y Brooks se quede en 2 puntos-. Al final, y pese al encomiable esfuerzo de James, Fenerbahce sumó su 11ª victoria en 12 partidos. Qué equipo.

ESTADÍSTICAS