Los Thunder de Russell Westbrook y Paul George empezaron la temporada con muchas dudas. Perdieron sus cuatro primeros partidos y terminaron el mes de octubre en lo más bajo de la Conferencia Oeste con un récord de 2-4.

Sin embargo, fue llegar el mes de noviembre y algo hizo click. Desde entonces OKC ha ganado 16 de sus 22 partidos. Nadie tiene un récord mejor. Ahora mismo están ocupando la tercera del Oeste, y solamente tienen dos triunfos menos que los Nuggets, que están en la primera posición.

Lo más destacable de estos Thunder es, sin duda, su buena defensa, que está rindiendo a un nivel especialmente alto. Desde que empezó noviembre el equipo de Billy Donovan tiene el mejor Defensive Rating de toda la NBA (101,3), y también el mejor Net Rating (+7,9). Eso, unido a la mejora de un ataque que comenzó la temporada a un nivel penoso, ha convertido a OKC en un equipo muy peligroso. 

Paul George y Russell Westbrook lideran el ataque

Uno de los principales motivos por los que el ataque de los Thunder empezó tan mal, tal y como contamos en este artículo hace unos meses, es el mal rendimiento de Paul George y Russell Westbrook. En los primeros seis partidos el equipo registró un Offensive Rating de 102,2. Desde noviembre la estadística ha subido a 109,2, gracias al nivel de sus dos estrellas.

Desde que empezó el segundo mes de competición han jugado un total de 480 minutos juntos, en los que el equipo tiene un gran Offensive Rating de 114,2 y un diferencial de +12,0, lo que indica su presencia es positiva en ambos lados de la pista.

Por el camino nos han regalado también grandes actuaciones individuales, como los 47 puntos de Paul George en Brooklyn contra los Nets o los seis triples-dobles de Russell Westbrook. 

La otra pata del ataque es Steven Adams. Esta temporada está firmando 16 puntos y 9,8 rebotes por noche, los mejores números de su carrera. Sus 4,9 rebotes ofensivos por partido son la tercera marca más alta de la NBA. El pívot neozelandés está trabajando muy duro bajo los tableros. De hecho la mayoría de sus rebotes ofensivos (3,3) son rebotes logrados peleando con los pívots rivales.

Más allá de eso, la estrategia ofensiva sigue siendo la misma. Los Thunder siguen siendo uno de los equipos que más rápido ataca y que menos mueve el balón. En este lapso de tiempo, desde noviembre, son el equipo que menos pases realiza por noche (233,0). Sin embargo, el 10,0% de sus pases son una asistencia, la marca más alta de la NBA.

Además, el buen nivel defensivo les está permitiendo conseguir muchas canastas fáciles. Des del mes de noviembre son el segundo equipo con más puntos tras pérdidas (21,0), el quinto en puntos al contraataque (15,7) y el cuarto en puntos en la pintura (52,8). También son el quinto equipo con más puntos tras segunda oportunidad (14,7).

Una defensa que muerde

Como ya hemos comentado la defensa está siendo uno de los principales motivos por los que los Thunder están jugando a un nivel tan alto. Billy Donovan tiene a su disposición a un grupo muy atlético, que es muy capaz de incomodar al rival y forzar pérdidas de balón. Desde que empezó noviembre OKC es el equipo que más balones roba (10,4) y el que más pérdidas de balón provoca (18,1). Son también el segundo equipo que más pases corta (16,4) y el que más balones sueltos recupera en defensa (7,0).

Además, el grupo comandado por Russell Westbrook y Paul George también está siendo capaz de forzar malos tiros constantemente. En sus últimos 22 partidos sus rivales están anotando 32,4% de sus triples, la quinta mejor marca de la NBA, y el 45,0% de sus tiros de campo.

Gran parte de este éxito se debe al trío que forman Steven Adams, Jerami Grant y Terrance Ferguson, los otros integrantes del quinteto inicial. Des del inicio del mes de noviembre han jugado 265 minutos juntos, en los que el equipo tiene un Defensive Rating de 98,2.

El trabajo de Adams está siendo especialmente importante también en este lado de la pista. El pívot se está encargando, como siempre, de hacer todo el trabajo sucio, pese a que eso no siempre se refleja en los números. Protege la pintura, realiza las ayudas defensivas a un lado y otro y bloquea a los pívots rivales para que sus compañeros se hinchen a coger rebotes. En los últimos 22 partidos los Thunder tienen un Defensive Rating de 101,0 cuando él está en pista, con un gran Net Rating de +11,0. Sin él OKC empeora en ataque y en defensa y tiene un malísimo diferencial de -8,0.

La rotación de Billy Donovan

Lo cierto es que más allá de la desaparición de Raymond Felton, que ha cedido sus minutos a Dennis Schröder, Billy Donovan no ha realizado grandes cambios en su rotación. Estos son los cinco quintetos más usados por los Thunder desde que empezó el mes de noviembre:

Como vemos, una de las cosas más destacables es el rol de Schröder. Los Thunder ficharon al base alemán con el objetivo de que fuera el gran líder de la segunda unidad. De momento está cumpliendo con creces. Está compartiendo minutos tanto con los titulares como con la segunda unidad. En global está jugando unos 29 minutos por noche y está produciendo 16,5 puntos, 4,1 rebotes y 4,8 asistencias por partido. Su candidatura como Mejor Sexto Hombre del Año está más que clara.

Por contra, también hay que destacar el banquillo sigue siendo bastante débil más allá de Shcröder y de Álex Abrines. Los Thunder necesitan que George y/o Westbrook estén en pista para ser productivos y Donovan lo sabe. Sólo hay un quinteto en el que no estén ninguno de los dos y el resultado es más que malo.

Un calendario complicado

Hasta ahora los Thunder han tenido un calendario relativamente fácil, algo que les ha permitido mejorar su juego y su récord. Es cierto que en este período de 22 partidos han logrado ganar a los Warriors y a los Clippers, pero más allá de eso han evitado a los equipos más en forma de cada Conferencia. Por contra, han derrotado a rivales relativamente asequibles como los Knicks, los Suns o los Cavaliers.

Sin embargo, el calendario se va a complicar notablemente las próximas semanas. Los Thunder se las tendrán que ver con los Lakers, los Blazers, los Bucks, los Sixers o los Mavericks. Además, tendrán que realizar algunas visitas bastante complicadas a Utah, San Antonio o Sacramento. El viernes pasado ya tuvieron que viajar a Denver, y lo cierto es que los Nuggets ganaron con cierta comodidad a pesar de las bajas (109-98).

Así pues, las próximas semanas de competición van a poner a prueba a Billy Donovan y a sus jugadores. Si los Thunder se las consiguen apañar para ganar la mayoría de sus partidos eso será la prueba de que realmente pueden competir por la primera plaza del Oeste.