Dos tiros libres de Jordan Mickey a falta de 1,4 segundos salvaron al Khimki de la hecatombe en casa vs Darussafaka, que remontó 10 puntos en los últimos 3 minutos.

Ganaban los de Bartzokas 83-73 (min 37) y todo parecía decidido, pero Dee Bost quiso darle emoción al encuentro y sumó dos de las cuatro pérdidas casi consecutivas de los rusos, hecho que permitió a los turcos reaccionar y ponerse por delante tras una canasta de Evans (83-84).

Quedaban 10 segundos, Bartzokas no tenía más tiempos muertos… así que Mickey la cogió en campo defensivo, cabalgó por todo la pista y se la jugó en una penetración alocada que terminó con falta de milagro. Dos tiros libres y ahí el ex NBA no falló. 85-84, quinta victoria del Khimki en Euroliga. Clave para seguir con vida tras las bajas de Shved y Gill.

Mickey anotó 15 puntos, los mismos que un productivo Zubkov (15+8, 23 de valoración). Dee Bost fue el máximo anotador con 19, si bien sus errores del final a punto estuvieron de costarle un disgusto a los de Moscú. En el cuadro turco hasta seis jugadores acabaron con dobles dígitos en anotación.