El Barça superó al Efes 80-65 y se coloca con balance positivo nuevamente en la Euroliga (8-7). Los de Pesic remontaron gracias a una brillante defensa en la segunda mitad, dejando a los turcos en apenas 15 puntos y un 0 de 13 en triples (llevaban 9 al descanso).

Pesic atinó al fin desde el banquillo. Su apuesta por Oriola como ‘5’ en el 3Q fue clave para el resurgir azulgrana. Movilidad para defender el pick’n roll. El pívot catalán, además, respondió en ataque anotando 14 puntos (2 triples incluidos). Junto a él, Hanga. El húngaro está pletórico. En defensa (3 robos), en su agresividad de cara al aro. Contagia entusiasmo y su nivel le vuelven a situar en su verdadero estatus: un alero top.

Del 25-42 en el minuto 14 se pasó a un 53-53 en el minuto 27 tras una acción pícara de Pau Ribas. Precisamente el de Badalona merece una mención aparte. No es casual la mejora en estos dos últimos partidos de Euroliga del Barça (pese a los vaivenes en el juego). Su aportación en pista va más allá de cifras. Lidera, ordena. Un comodín para el ‘1’. El pegamento imprescindible si el físico acompaña.

Posteriormente llegaría un parcial final de 27-12 incontestable, con Séraphin superando a Dunston en la pintura y Heurtel poniendo la guinda con varias acciones individuales marca de la casa. El Efes se vio completamente superado y asfixiado tras firmar una primera mitad casi perfecta.

Así pues, con esta victoria el Barça cierra la primera vuelta de la Euroliga con balance positivo (8-7) por primera vez desde que se instauró el nuevo formato de temporada regular. Con Bartzokas se acabó 7-8; con Sito, 5-10.

ESTADÍSTICAS