Semana fantástica para el Barcelona. Después de consolidar su sexta plaza en la doble jornada de Euroliga ganando en Milán y al Panathinaikos en casa, los azulgrana sumaron este domingo su cuarta victoria seguida en la ACB [la novena si contamos Euroliga] tras superar al Breogán 94-80. Con una ventaja de dos victorias sobre Baskonia y Madrid, el Barça cerrará la primera vuelta como líder en solitario por primera vez desde la temporada 2009-2010. Aquel año los de Pascual llegaron a mitad de curso con un balance de 16-1. Ahora, a expensas del partido frente a Baskonia del próximo domingo, suman 14 victorias en 16 partidos.

No lo tuvo fácil el Barcelona para doblegar a un Breogán -que llegaba al Palau tras encadenar cuatro victorias consecutivas y con la moral por las nubes-, que tuteó sin ningún tipo de rubor al líder. A base de triples, principalmente. Hasta 15 enchufaron los lucenses, que perdían 46-33 en el minuto 18 y seis más tarde, en el 24, lograban igualar el marcador tras un fulgurante arranque tras el descanso [54-54]. Entre Cvetkovic y Millsap hicieron soñar a los de Lezkano, si bien Arco y Díaz habían trabajado bien en la primera mitad desde el banquillo.

Irrumpiría entonces un imperial Hanga para liderar el ataque azulgrana. El húngaro enlazó doce puntos consecutivos -mates, bandejas, tiros libres y un triple- para alcanzar los 24 puntos, su tope como jugador del Barça. Él, Heurtel -de nuevo muy fino controlando el ritmo del partido, agitándolo cuando es necesario- y un triple de Pangos -que solo aparece a base de chispazos- abrieron brecha justo antes del periodo definitivo [77-66].

El último cuarto ya no tendría historia, sobre todo por culpa de un triple inicial de Kuric que abatió definitivamente al equipo gallego, un más que digno competidor en un frío Palau.

ESTADÍSTICAS

El próximo jueves, en Tel Aviv, los de Pesic buscarán cerrar un ‘mes invicto’ [todo victorias desde el 18 de diciembre frente a Olympiacos], algo que no ocurre desde finales de 2015.

Víctor Sada, homenajeado

Durante el descanso del partido, Víctor Sada, retirado desde el pasado verano, recibió un homenaje por parte del club al que dedicó gran parte de su carrera deportiva y con el que ganó un total de 19 títulos. El Palau se puso en pie para agradecerle toda su pasión en la pista.