Cómo el Torneo de L’Hospitalet se reinventó tras dejar atrás a la Euroliga

El Torneo de Baloncesto Junior Ciudad de L’Hospitalet es uno de los puntos cardinales del baloncesto de cantera Europeo. Mucho antes de la aparición de eventos ahora esenciales como el Eurocamp de Treviso o los ANGT de la Euroliga, los torneos de Hospitalet y Mannheim eran los acontecimientos clave del mundo del scouting en el Viejo Continente, sus fechas marcadas en rojo en los calendarios de ojeadores nacionales e internacionales.

Mirotic, MVP en 2008 (y 2009). Foto: AS

Desde su primera edición en 1979, el Torneo de L’Hospitalet ha tenido un ilustre cartel: Joventut, Real Madrid y Barcelona han asistido —¡y ganado!— de forma consistente, y más recientemente, algunos de los programas de cantera más poderosos de Europa, como el FMP, el CSKA o el Lietuvos Rytas también se han llevado el trofeo a casa. La lista de MVPs de L’Hospitalet pasaría tranquilamente por una suerte de quién-es-quién de baloncesto español y continental: viejos conocidos nacionales como Alfonso Reyes (1989), Rodrigo de la Fuente (1993) y Richi Guillén (1994) decoran el primer segmento, mientras que estrellas europeas más modernas completan el cuadro, incluyendo nombres como Giorgios Printezis (2001), Erazem Lorbek (2002), Rudy Fernández (2003), Alexey Shved (2006), Nikola Mirotic (2008, 2009) o Jonas Valanciunas (2010), todos ellos jugando aún a gran nivel en Euroliga o en NBA salvo un Lorbek al que las rodillas no han dejado tranquilo desde aquel glorioso Barcelona de comienzos de la década. L’Hospitalet contó incluso con un MVP americano: el gran Josh Smith, que después se convertiría en uno de los jugadores clave de los Atlanta Hawks de Joe Johnson, se llevó el co-MVP de 2004 junto con el ahora lesionado jugador de UCAM Murcia José Ángel Antelo.

La aparición de la Euroliga a mediados de los 2000 trajo de la mano la ascensión de los ANGTs, una Euroliga Junior que ha traído aparejados un prestigio y una marca que han demostrado ser irresistibles. Con toda la infraestructura ya en marcha, el matrimonio entre L’Hospitalet y la Euroliga tenía demasiado sentido, y Hospitalet se convirtió casi imperceptiblemente en uno de las escenarios favoritos de los ANGTs de la Euroliga.

Sin embargo, en septiembre de 2018 saltó la noticia de que Hospitalet ya no iría de la mano de la Euroliga. «Durante el mes de Septiembre, la Euroliga nos comentó que dejábamos de ser parte del circuito de Adidas Next Generation», comenta Francisco Caballero, Director del Torneo de L’Hospitalet. «Nosotros tenemos una buena relación con la Euroliga», aclara Caballero. «Hemos trabajado muy bien con ellos en las doce ediciones que hemos hecho juntos y respetamos muchísimo su decisión.»

En su lugar, el ANGT se mudaría a L’Alqueria, en Valencia, las flamantes nuevas instalaciones de un pujante Valencia Basket que se construyeron precisamente con eventos como el ANGT en mente. Este movimiento amenazaba con llevarse también el prestigio y la marca del torneo de más historia del basket de cantera en España, y dejó al Torneo de Hospitalet en la posición delicada de tener que construir un campeonato sobresaliente en sólo unos meses y sin la ayuda de una marca atractiva como la Euroliga.

En Hospitalet se pusieron manos a la obra.

«Siendo la 40º edición y con el margen de tiempo que teníamos, tuvimos que reinventar algunos procedimientos y recuperar aspectos que hacíamos antes de la etapa de Euroliga», comenta Caballero. «Sí que es cierto que el torneo cuenta con un prestigio y un posicionamiento a nivel Europeo muy importante. La posibilidad de participar en estos torneos para los equipos es muy atractiva.»

La organización utilizó el factor geográfico —Divina Seguros Joventut y FC Barcelona Lassa apenas tienen que subirse al metro barcelonés para asistir al torneo—, la fama en los círculos baloncestísticos del torneo de Hospitalet y algo de creatividad para ensamblar un elenco de equipos a la altura de su historia. Además de los equipos catalanes, dos escuadras históricas como el Stellazzurra de Roma y el Partizán de Belgrado acudieron a la llamada. El roster lo completaron el excelente equipo junior del Gran Canaria y la NBA Academy Africa, la guinda a un pastel delicioso preparado por la organización de Hospitalet.

«Me puse en contacto con Chus Bueno, el vicepresidente de la NBA en Europa, África y Oriente Medio, que en su etapa de formación participó en este torneo con el FC Barcelona, y realmente nos abrió puertas» comentó Francisco Caballero. «En todo momento estuvo muy receptivo y pudimos concretar la participación de una de sus academias en el torneo.»

El campeonato incluso sobrevivió a la inesperada ausencia de última hora de la NBA Africa Academy, que tuvo que retirarse el día antes del comienzo del campeonato por problemas de tramitación de los visados de varios de sus jugadores. «Nos enteramos poco antes de empezar el torneo de que, al no conseguir los visados para algunos jugadores, no podrían participar al torneo», se lamenta Caballero.

Sin embargo, la organización reaccionó con celeridad llamando al Technyconta Zaragoza, un equipo con un junior estelar —Jaime Pradilla— que ya juega con el equipo ACB, y que garantizó que el torneo pudiera seguir adelante sin que decayera la calidad del juego. «En el momento en que supimos con seguridad que NBA Academy Africa no podía participar, nos pusimos en contacto con Basket Zaragoza, que históricamente ha sido un club que ha participado muchas veces en el torneo y que muy gentilmente nos aceptaron la invitación de última hora», cuenta Caballero. «El prestigio que tiene el torneo facilita muchas cosas, entre ellas que en un momento dado podamos acceder a un equipo con tanta calidad como el Basket Zaragoza a última hora.»

El resultado no se ha hecho esperar: el Torneo de L’Hospitalet ha tenido su éxito habitual, frecuentado como cada año por una nube de periodistas y ojeadores atraídos por el altísimo nivel de juego de los equipos invitados. El CB Hospitalet, llevado en volandas por un pabellón volcado, estuvo a una canasta de dejar fuera a un histórico como el Joventut tras derrotar previamente al Stellazzurra Roma y al Technyconta Zaragoza, y otros dos clubes de campanillas como el Partizán de Belgrado y el FC Barcelona Lassa se disputaron el pase a cuartos hasta la última posesión, cerrándolo el Barça con un mate impresionante de su mejor jugador, Tom Digbeu. La semifinal catalana entre el Joventut y el Barcelona, dos de los mejores equipos de Europa, se fue a la prórroga, donde se acabó imponiendo la Penya.

El Gran Canaria, flamante campeón. Foto: CB Hospitalet

«Es uno de los torneos más prestigiosos a nivel nacional, y este año además contaban con el hándicap de tener poco tiempo para prepararlo» comenta Armando Guerrero, Director Deportivo de las Categorías de Formación del Gran Canaria. «La organización, la dirección, la gente que trabaja son impresionantes. Para los equipos que venimos es espectacular».

Un año más, y pese a las dificultades de tener que organizar un torneo independiente con tan poca antelación, el Torneo de L’Hospitalet se ha impuesto como un evento clave en el calendario invernal del baloncesto europeo. «Hemos conseguido un cartel espléndido, hemos visto unos partidos muy emocionantes y hemos visto unos jugadores con un potencial profesional muy elevado y a los que seguramente veamos a corto plazo disputar partidos en la ACB, la Euroliga y quién sabe si la NBA», concluye Caballero.

Artículo de Rafa Zamorano