Ya son 17 victorias para Fenerbahce en esta Euroliga 2018-2019 para continuar como líderes. Derrotaron a Herbalife Gran Canaria por 64-82 dejando a los insulares con un balance de 6-13.

Sin que el pabellón se llenara siendo conscientes de que su verdadera liga se juega los fines de semana, Gran Canaria salía con ganas de disfrutar y gozar de buenas sensaciones ante uno de los mejores equipos de Europa. En su cancha, han puesto en problemas a muchos grandes y buscando aquella fórmula ejercieron un precioso juego en el inicio.

Movían el balón con soltura encontrando a los compañeros y manteniendo las diferencias con los líderes de la clasificación. DJ Strawberry y Pasecniks cogieron el timón en ataque. Las primeras líneas fueron contundentes finalizando el cuarto 19-24 pero a partir de que comenzasen las rotaciones, los de Obradovic fueron creciendo basados en el juego interior de Vesely, Kalinic o Lauvergne y con el liderazgo de Sloukas; algo clave durante las últimas semanas.

Hubo varias situaciones que pusieron al público local en tensión. Víctor García quiso frenar el envite pero la diferencia que se veía en la cancha, sobretodo en el interior era considerable. Además, hizo debutar a Aleksander Balcerowski, pivot polaco de 20 años que viene de la cantera y recibió el apoyo del respetable.

Con un 32-44 camino a los vestuarios, los insulares no desecharon sus opciones en ningún instante. Sabían que era día para disfrutar y poder hacer lo mejor posible ante uno de los equipos más fuertes del continente.

Fue el francés Kim Tillie quién cogió el peso del equipo teniendo un gran porcentaje en tiros de campo. Supieron frenar el juego interior de los visitantes en aquel tercer periodo y en defensa ascendieron sus prestaciones para enrabietar a Obradovic.

Únicamente encajaron 12 puntos y con todo abierto dieron comienzo a la hora de la verdad por 51-56. Sólo les separaban cinco puntos y el público estaba muy metido. Aun así, los de Estambul se tomaron muy en serio el comienzo y en ataque en poco menos de cinco minutos, llevaban 15 puntos para someter a los locales a un 56-71.

Ofrecieron el que llevan jugando en la competición continental de mayor nivel para aumentar el electrónico y dejar sin opciones a los de García. Kalinic continuó engrandeciendo su estadística y finalmente con un parcial de 4-12 dañaron a un Herbalife que quizá por lucha se hubiera merecido algo más.

El domingo, en la Liga Endesa, recibirán al UCAM Murcia en un duelo directo para intentar salir de las peligrosas posiciones que se encuentran.

 

ESTADÍSTICAS