Bilbao Basket ha vuelto a la senda del triunfo tras vencer a Força Lleida por 81-70 en un partido decidido n el cuarto final gracias a la aportación del interior americano local Ben Lammers que acabo el partido con 11 puntos y 8 rebotes para 24 puntos de valoración.

El partido comenzó con intercambio de canastas por ambos equipos hasta que Força Lleida logro logro pequeñas ventajas(6-9,10-14). Un Bilbao Basket poco acertado tuvo que cambiar de hombres y la salida de Salgado y sobre todo la de Lammers a pista parecia cambiar el ritmo pero un concentrado Força Lleida seguía por delante en el marcador(15-20). En el tramo final del cuarto Los visitantes mantuvieron la ventaja para llegar al final del primer cuarto por delante, 17-22.

La conexión Salgado-Lammers y un triple de Huertas puso el inicio a un segundo cuarto en el que Bilbao Basket endosó un 10-2 de parcial para ponerse por delante por 27-24. Bilbao Basket se puso en mono defensivo para subir la intensidad y poner 5 puntos de ventaja en el ecuador del cuarto(32-27). Força Lleida volvió al partido gracias a una técnica pitada al entrenador local, Mumbru, pero un parcial local de 5-0 devolvió la tranquilidad al equipo y a la grada. En los minutos finales del cuarto, Brown con 9 puntos casi consecutivos puso una ventaja de 7 puntos para los locales pero al descanso se llego con un 45-39.

Tras el descanso, un 2-7 de parcial favorable a los visitantes puso un nervioso 47-46 en el luminoso. Sin embargo, dos triples de Brown y Matulionis unidos a una canasta de Demetrio puso una ventaja superior a los 10 puntos. Força Lleida aprovecho dos errores locales para acercarse en el marcador(57-51). Ivan Cruz apareció en el tramo final del cuarto para dejar el marcador en 63-55 al final del tercer periodo.

Força Lleida con un triple ajustó el marcador pero un triple de Cruz y una canasta de Salgado encabezaron un parcial de 10-0 que daba una renta de 10 puntos a los locales a poco mas de 8 minutos para el final. Cruz aumentó la diferencia en el marcador y Lammers enterró las opciones de los visitantes aunque estos no se dieron por vencidos. El tramo final del partido fue bien controlado por Salgado y una nueva conexión con Lammers cerraba una victoria local balsámica por 81-70.