El Spar Citylift Girona se medirá al KSC Szekszárd húngaro en los octavos de final de la Eurocup Women de tras derrotar este miércoles al MBA Moscú por 73-63 en el Pabellón de Fontajau, un resultado suficiente para remontar el 71-69 de la ida y continuar aspirando a superar los cuartos de final, el techo histórico del club en la segunda máxima competición continental.

El conjunto moscovita, redoblando la sorpresa que ya protagonizó la semana pasada al batir a un Girona que hasta el momento había sido uno de los equipos más fiables de la Eurocup, empezó mandando en el electrónico con un parcial de 0 a 7.

Reaccionó el Spar Citylift, liderado por la talentosa Núria Martínez, hasta el punto de cerrar el primer cuarto con una ventaja de seis puntos (19-13).

Un triple de Helena Oma en los primeros compases del segundo período pareció enterrar la resistencia rusa, pero el MBA, que volvió a ponerse por delante en el marcador a falta de dos minutos por el descanso, se empeñó en dejar claro que pelearía hasta el último suspiro para defender los dos puntos de renta que obtuvo en Moscú.

El continuo intercambio de golpes que caracterizó el segundo cuarto (15-23), ilustrado en la batalla sobre la pintura que enfrentó a Julia Reisingerova y Nadia Colhado con Varvara Psareva, prosiguió después del intermedio.

El Girona, que hasta entonces había sido muy inferior tanto en los tiros de un punto (66,7% a 83,3%) como en los dos puntos (56,5% a 66,7%) o en los de tres (28,6% a 45,5%), recuperó la iniciativa en el electrónico con un parcial de 11 a 0 que le permitió acabar el tercer cuarto (24-7) con una ventaja de hasta 15 puntos.

La tensión fue aumentando con el paso de los minutos, pero, en el último período (15-20), el cuadro ruso no fue capaz de franquear la barrera de los 10 puntoshasta los últimos instantes del duelo.