El Santiago Martín acogió el partido correspondiente a la última ventana FIBA de cara al Mundial de China del próximo septiembre. La Selección Española se presentó al encuentro con los deberes hechos tras haber conseguido la clasificación en el choque contra Ucrania que tuvo lugar el pasado mes de diciembre en el mismo pabellón.

Del mismo modo, el combinado turco también aterrizó en Tenerife con el billete a China asegurado. No obstante, lejos de presenciar un partido relajado, ambos conjuntos lucharon con intensidad hasta el pitido final.

España saltó al parqué encabezada por un Darío Brizuela (16 ptos) que tuvo como objetivo durante todo el partido hacer disfrutar a la grada de La Hamburguesa a base de grandes jugadas individuales. Esto, sumado a la buena dirección ofrecida por Colom (7 as.) permitió a los de Scariolo alcanzar cierta ventaja al término del primer cuarto (25-16).

Siguió concentrada la Selección durante el segundo y alcanzó una superioridad de 17 puntos. Pero el capitán turco Semih Erden (16 ptos) tomó la delantera en el juego interior y martirizó a los pivots españoles. Un parcial de 0-5 a en los últimos suspiros del periodo puso el 47-36 en el marcador.

Durante el descanso, la Federación Española quiso hacer un homenaje a la histórica Charo Borges, la primera jugadora tinerfeña en vestir la camisa de la Selección. Un momento emotivo tanto para la protagonista como para la grada, que se levantó para ovacionar a la exjugadora.

Con la llegada del tercer cuarto, el equipo nacional bajó el listón y se rindió ante la intensidad física de los turcos. Ambos conjuntos encontraron desacierto de cara al aro y tan solo, las buenas acciones de Brizuela salvaron la ventaja impuesta por España.

El último periodo se inició con el 59-42 en el luminoso. En los últimos diez minutos, ambos equipos volvieron a la senda de la primera mitad y regalaron al público isleño un final de partido más entretenido. Erden siguió intentando lo imposible en la zona española, pero no fue suficiente para frenar a una España más enchufada que aumentó diferencias con los tantos de Vicedo y Saiz.

Con un resultado final de 74-58 concluyen las aventuras de esta Selección B, que ha demostrado su valor en cada minuto disputado y que, seguro, complicará a Scariolo la tarea de decidir a los 12 que representarán a nuestro país en China.

Crónica de Ivone Palenzuela