Helena Oma (1996) es una de las jóvenes con más protagonismo en la Liga Dia. La egarense del Uni Girona atiende a Fullbasket a pocas horas de los cuartos de final ante el Valencia Basket.

¿Cómo llegáis a la Copa?

Con un desgaste físico importante, pero con muchísimas ganas. Creo que la motivación e ilusión por ganar este título prevalece por encima de todo lo demás. A nivel colectivo y de juego estamos bien, jugando a lo que pide el coach… Las sensaciones son buenas. 

¿Y personalmente?

Muy motivada. El año pasado no pude jugar la Copa porque estaba en La Seu, pero en un ambiente como Vitoria y con mi rol aquí la verdad es que tengo ganas ya de que llegue el jueves.

Os espera el Valencia, hueso duro.

Uf, es un equipo durísimo. Es un rival que nos ha exigido ya mucho esta temporada. Las hemos ganado en los dos partidos, pero nos han forzado a estar a un nivel altísimo. Tienen físico, experiencia… no parecen un equipo recién ascendido.

¿Cómo os puede ayudar Gabby Williams?

¡Mucho! Nos ayudará mucho. Es una chica majísima y nos hará más fuerte en ataque y en defensa, estoy convencida. Ha encajado bien en el grupo en estos dos entrenamientos.

Es la Copa y nadie regala nada… pero el guión parece estar diseñado para disputar otra final contra el Avenida. ¿Mucha presión?

Los precedentes así lo marcan y las posiciones en lo que va de temporada quizás también, pero no podemos pensar que vamos a ganar la Copa ni que vamos a llegar a la final de forma fácil. Hay que pelear mucho cada partido, saber descansar, no saturarse…

Ayuda jugar los cuartos de final el jueves.

Lógicamente es importante. En función de cómo vaya el partido te permite hacer algo más de rotaciones, recuperar el viernes, desconectar un poco…

¿Cómo de importante fue tu “Erasmus” en La Seu el pasado curso?

Tuve que tomar la decisión sin apenas tiempo, pero no me arrepiento de haberme ido allí, ni mucho menos. Me trataron de maravilla y a nivel personal pude reencontrarme con mi juego. Creo que esa “independencia” me ha ayudado a este curso ser más intensa.

Buch, Martínez, Palau, tú misma… ¿Este bloque con gente de casa es una de las claves de este Uni?

Puede ser, por un tema de idioma y cultura, pero la clave es haber aprendido a jugar juntar y entender que somos un equipo, que si falla una el colectivo lo acusa.

¿Mete mucha caña Laia?

(Risas) Un poco… No, qué va, nos ayuda muchísimo y trabaja como la que más. Es algo que me fascina. Siempre está de buen humor pero en la pista es ultra competitiva. Su experiencia es fundamental.

Imagino que compartir vestuario con ella es como un sueño…

Totalmente. Es una de esas cosas que nunca piensas. La veía por la TV y ahora comparto mucho con ella. Incluso la considero mi amiga, quizás puedo decir que tengo una amiga para toda la vida.

Primeras en liga, en cuartos de la Eurocup… ¿es el momento de que Girona dé el último paso para ganar un título grande?

Eso es mucha presión, eh (risas). Creo que desde el primer día el ambiente es inmejorable. Trabajamos duro y entendemos que cada partido es importante para alcanzar nuestras metas. ¿Ganar un título? Ya toca, pero no estamos obsesionadas.