Hace unos meses charlábamos con Oriol Comas, un entrenador español que triunfó en Bahréin, para descubrir cómo era el baloncesto en el país asiático. Allí triunfó, proclamándose campeón de Liga, Copa y Supercopa con el Manama. Cambió de aires y se marchó hasta México, donde hasta hace unas semanas era el ayudante de Javier Muñoz en el CB Santos San Luis.

Ahora, a la espera de una nueva oportunidad, atiende a Fullbasket para narrar lo vivido.

Experiencia en México

Era un país en el que personalmente quería entrenar, tengo amigos que estuvieron allí y quería conocerlo en primera persona. Fiché para ser segundo entrenador de Javier Muñoz, entrenador Gallego con muchos años y éxitos a su espalda en categorías LEB, LF… Y la verdad que una vez recibí su propuesta fue fácil de cerrar por la confianza que siempre me transmitió. La temporada empezó súbitamente ya que apenas hicimos pretemporada, pero a pesar de ello seguimos nuestro proceso de mejora como equipo compitiendo todos los partidos, menos uno que perdimos en Durango. Conseguimos hacer que el equipo siempre compitiera y que siempre estuviera luchando para entrar en playoffs, nuestro objetivo. El día a día fue muy intenso ya que la competición es mucho más densa que en Europa. Estamos orgullosos de haber dejado el equipo en 4ª posición para poder seguir luchando por esos playoffs con uno de los presupuestos más bajos de la liga.

México como cultura

Lo primero que me sorprendió al llegar fue el tipo de urbanismo, muy centrado en el coche. Algo muy diferente al que hay en Europa. Es un país enorme, con lo que los desplazamientos te puedes imaginar! Algo bueno es que daba tiempo de adelantar faena…

Para mi familia y para mi tener la suerte de trabajar fuera de nuestro país es uno de los aspectos que más valoramos. Este trabajo es muy intenso y hace que se creen vínculos muy fuertes en muy poco tiempo con el equipo y con las familias y amigos que lo rodean. No solamente es conocer un país, es vivir allí. Nos llevamos muy buenos amigos de México que saben que tienen una casa en Barcelona.

Adaptación

Entrenar fuera de tu zona de confort te obliga a crecer, en mi caso es entrenar en el extranjero con un equipo profesional, pero puede ser lo mismo para un entrenador que da un salto de categoría o cambia de club. La escala es diferente pero al final es lo mismo. La escucha activa, la asertividad y ser capaz de entender como son las personas son clave. No vale lo mismo para todos ya que al final todos somos personas con nuestra historia detrás.

Idioma

A nivel de idioma México tiene menos problemas de adaptación ya que el idioma principal del país es el castellano. Y como siempre los entrenadores debemos estar preparados a nivel de inglés ya que es el idioma que se usa normalmente para entrenar y fue el que usamos con el equipo en nuestro día a día es el inglés: indicaciones, informes, video, charlas…

El nivel del baloncesto

La LNBP es sin duda la liga más potente de México en todos los sentidos, es una liga en crecimiento y para mí una de las ligas que más margen de mejora tiene si se hacen las cosas bien. A nivel de jugadores estamos hablando de una de las mejores ligas de América, con jugadores de nivel NBA, ACB o LEB Oro. A nivel de Baloncesto, el entrenador Mexicano, de Puerto Rico, Argentino… Es un tipo de entrenador por lo general más intuitivo y de carácter más bien ofensivo que el que tenemos en Europa. La liga tiene un ritmo altísimo debido al mejorable nivel conceptual de la defensa de muchos equipos y al alto nivel individual ofensivo de muchos jugadores, lo que hace que al final para el espectador sea más divertido. A nivel de calendario no tiene nada que ver a lo que estamos acostumbrados en Europa con semanas de 4 partidos con los back to backs (dos series seguidas). Piensa que los partidos se juegan con series de 2 y puede ser perfectamente que vuelvas y al cabo de pocos días tengas que recuperar, hacer como mucho algo de trabajo preventivo y salir a ganar otra vez. Es una liga muy exigente a nivel físico y mental para jugadores y entrenadores. Aquí en Europa como mucho tienes 3 partidos por semana si haces competición Europea. Y ya no solamente es el competir con un calendario así, también es el mejorar cada semana para poder competir cada vez más y mejor. El video y el análisis táctico y de rendimiento para nosotros ha sido una de las claves ya que apenas puedes entrenar en pista.

Ambiente en los pabellones

Ir a ver baloncesto es una fiesta para el espectador más allá del partido. El espectador consume diferentes tipo de botanas con salsa picante (patatas fritas con salsa poco picante según ellos), elote (maíz con mayonesa) y lógicamente varias cervezas tamaño XXL entre otros servicios. El espectador mexicano es muy emocional y como en cualquier lugar si les demuestras que gracias a tu trabajo y esfuerzo compites, te empujan. En el auditorio Miguel Barragán vivimos muchos momentos que sin ellos no hubiéramos dado ese plus, por ejemplo ahora me viene a la cabeza la serie contra Aguacateros ganando los dos partidos contra uno de los equipos más potentes de la liga.

¿Un país peligroso como nos venden?

Una vez más he acabado con prejuicios. El México que yo he conocido es seguro, lógicamente hay “normas” que debes cumplir como en cualquier ciudad. No ir de noche por ciertas zonas, tener cuidado con tus cosas… Sentido común vaya. No hemos tenido ni mi mujer ni yo ningún problema de seguridad. Antes de fichar me informe con amigos que ya habían estado allí, y nos comentaron lo mismo. Por desgracia, el bombardeo de información que nos llega no es un reflejo de la realidad una vez vives allí.

Nuevos retos

Justamente hace unas semanas que hemos vuelto con Mireia, mi mujer, así que nos hemos dejado unos días para desconectar un poco. Esto nos ha permitido ver de nuevo a la familia y amigos. Además los parones me permiten poder volver a invertir gran parte de mi tiempo a estudiar baloncesto o en ir a ver entrenar a otros compañeros. En breve reconectaremos para escuchar propuestas profesionales que nos permitan seguir creciendo.

¿Vuelta a casa?

No me cierro a nada, volver a entrenar en casa o en Europa tendrá cosas positivas como las tendrá volver a entrenar en el extranjero. Lo importante es seguir creciendo y mejorando año tras año. Ya el año pasado tuve opciones de quedarme aquí. Pero como te comentaba antes, lo importante es tener un reto y un proyecto con opciones de trabajar bien, con buenas condiciones profesionales y con opciones de ganar o crecer.