Monbus Obradoiro se lleva un partido vibrante ante San Pablo Burgos en un duelo de la zona media-baja de la tabla, en el que ambos equipos están peleando por alcanzar la undécima posición que les de un billete para la BCL.

Ben Simons tuvo un partido sobresaliente desde la línea de tres. Tal fue, que anotó la friolera de 10 triples en 14 intentos, igualando la marca de Vasieliadis ante Tecnyconta Zaragora y, por ende, igualando con el jugador griego el número de triples encestados por un jugador de Monbus Obradoiro en su historia.

Crónica

Los dos equipos comenzaron el partido muy erráticos en sus lanzamientos. Los interiores de lideraron el primer parcial de Monbus Obradoiro (2-9). Frazier y Fitipaldo comenzaron a coger más influencia en el juego de San Pablo Burgos, generando tanto para ellos como para sus compañeros, volviendo a igualar el choque (10-11).

Tras un tiempo muerto, los gallegos se desataron desde la larga distancia -5/6 en triples en este cuarto-. A una gran defensa interior se sumó un acertadísimo Simons (4 triples) y la versatiliad de Llovet que, tras un triple, anotó una canasta sobre la bocina para terminar el cuarto ocho puntos arriba: 19-27.

Reaccionó de la mejor manera San Pablo Burgos en el inicio del segundo cuarto. Las canastas bajo el aro de Huskic y los triples de Benite en transición dieron la vuelta al partido (31-27) ante un Monbus Obradoiro incapaz de anotar- 0 puntos en cuatro minutos-. Los gallegos aprovecharon los tiros libres, como consecuencia del ‘bonus’ de los burgaleses, para recortar distancias. Volvió al partido Simons como si no se hubiera marchado de él. Con otros dos triples dio alas a los suyos para irse al descanso con una ligera ventaja en el marcador: 44-47.

Al contrario que el inicio del partido, el ritmo del partido tras el descanso fue vertiginoso. Los dos equipos vieron el aro como una piscina y el choque se convirtió en un duelo desde la larga distancia -3 de San Pablo Burgos y 2 de Monbus Obradoiro-. La irrupción de Sutton, desaparecido en la primera parte, volvió a cambiar las tornas (60-57). La igualdad fue máxima en los últimos minutos del cuarto. Los tiros libres se conviriteron en la principal vía de anotación de los dos equipos. Al final, ligera ventaja para los burgaleses: 65-62.

Llegó mejor Monbus Obradoiro al último cuarto. Los gallegos, con su defensa, secaron la anotación de San Pablo Burgos, el cual se encomendaba a las acciones individuales de Sutton. Sin embargo, Simons se mostró incombustible en todo el partido. Otro tres triples del americano (10/12) impulsaron de nuevo a los suyos (71-74).

Cancar con un triple desatascó a los suyos, pero la flaqueza interior de su equipo atrás impidió que le diesen la vuelta al partido. Hlinason se hizo grande y capturó 4 rebotes ofensivos muy meritorios que dieron segundas opciones para que Monbus Obradoiro se pudiera llevar el partido. Una falta antideportiva de Sutton terminó por sentenciar el partido: 76-84.

Estadísticas