Milwaukee Bucks 121-86 Detroit Pistons  (1-0)

La eliminatoria a priori más desigual confirma las sospechas de los visionarios. Los Bucks, con hasta siete jugadores por encima de los 10 puntos, se impusieron a los Pistons son solvencia, sin un ápice de duda y ante un público entregado al mejor equipo de la Regular Season en la NBA.

Pronto desconectaron los Pistons del partido. El trabajo defensivo de los de Budenholzer fue magnífico, con hasta cinco pérdidas provocadas en los primeros minutos. Y en ataque, lo conocido: hambre de balón y de espacios para Antetokounmpo (24 puntos, 17 rebotes), siempre imparable. Y además, con Brook López enchufado desde el triple (11 puntos en el 1Q), una zona restringida para el físico de su defensor, Drummond, que sufrió de lo lindo.

También en el otro aro, ante la ausencia de Blake Griffin, la pieza fundamental de estos Pistons. A pesar de los buenos minutos de Luke Kennard, la diferencia con los Bucks era abismal. En acierto, intensidad y calidad. Dos mundos.

Uno, el de los Bucks, que optan al 4-0 más seguro de todos los Playoffs. Y otro, el de los Pistons, que reflejó a la perfección Drummond tras cometer una feísima falta sobre Antetokounmpo. Flagrante de tipo 2 y a la ducha. Superioridad ante impotencia. El marcador por cuartos lo deja claro: 38-18, 32-25, 27-18 y 24-25.

En tres días, segundo asalto.

MVP Milwaukee Bucks: Giannis Antetokounmpo: 24 PTOS 17 REB 4 AS en 23 MIN

MVP Detroit Pistons: Lukke Kenard: 21 PTOS 4 REB 2 AS en 27 MIN

Nikola Mirotic: 4 PTOS en 14 MIN

Pau Gasol: no convocado

José Manuel Calderón: 3 AS en 3 MIN