Pau Gasol, jugador español de los Milwaukee Bucks en la NBA sufre una fractura de estrés en su pie izquierdo y le impedirá jugar los playoffs y quién sabe si también el Mundial de China que comienza el 31 de Agosto.

El jugador español ya sufrió en el mismo pie una lesión, en el Mundial de 2006 en el partido de semifinales entre España y Argentina, donde se fracturó el quinto hueso metatarsiano. En esa ocasión tuvo que ser intervenido para la colocación de un tornillo de titanio en el hueso fracturado y estuvo de baja un periodo de cuatro meses. El pasado Diciembre Pau tuvo una nueva fractura de estrés que le dejó apartado de las canchas durante 4 semanas.

Tras la aparición de nuevas molestias en el mismo pie, el pasado viernes Pau Gasol fue intervenido de una fractura de estrés en el escafoides del pie izquierdo que le tenía parado desde Marzo, después de haber sido tratado de forma conservadora inicialmente

¿Qué es una fractura de estrés?

Las fracturas de estrés son un tipo de fracturas que se producen por sobrecarga mecánica repetitiva (estrés) en algunos huesos del cuerpo sometidos a mayores impactos, habitualmente en las extremidades inferiores, sobre todo en los pies.

¿Por qué se producen las fracturas de estrés?

Al contrario que las fracturas habituales que se producen por un impacto súbito, las fracturas de estrés son el resultado de múltiples impactos de menor intensidad pero muy repetidos, por esa razón lo habitual es que aparezcan con más frecuencia en deportistas en periodos de mayor entrenamiento o en competiciones.

¿Es posible que tras haber sufrido una lesión en 2006 y el pasado Diciembre en el mismo pie, haya desencadenado la situación?

Teóricamente al haber sufrido una lesión con anterioridad en ese mismo pie pueden haberse modificado parcialmente las zonas de carga y de apoyo, y esta nueva situación favorecer la aparición de sobrecargas en otras zonas del pie.

¿Cómo se tratan este tipo de lesiones?

De forma habitual se opta por un tratamiento conservador, al menos inicialmente. En deportistas profesionales en muchas ocasiones se utilizan técnicas de medicina regenerativa para acelerar la curación de las fracturas de estrés. Se realizan inyecciones de plasma rico en plaquetas (PRP) o de concentrados de médula ósea que contienen células madre, en el foco de la fractura de estrés.

Y en algunas ocasiones, en fracturas que no evolucionan de forma satisfactoria, puede ser necesaria una intervención quirúrgica en la que se coloca un tornillo que comprime el foco de la fractura, le aporta estabilidad y favorece la consolidación de la misma.

¿Cuánto cuesta habitualmente recuperarse de una lesión así?

La curación de una fractura de forma habitual precisa de al menos 2 meses, pero después suele hacer falta completar una fase de remodelación del hueso y de fortalecimiento del mismo, sobre todo en el caso de deportes de salto constante como es el baloncesto y más aún a nivel profesional.

Durante las primeras tres semanas tras la intervención la carga de peso estará limitada sobre el pie, a partir de la cuarta semana podrá empezar a cargar de forma progresiva hasta completar la carga completa hacia las seis semanas.

¿Podrá estar listo para los entrenamientos de preparación para el Mundial de China y así poder estar listo para competir?

Los entrenamientos preparativos para el Mundial de China comenzarán en Julio, fecha en la que Pau Gasol cumplirá dos meses desde la intervención. El tiempo de osificación de la lesión estará avanzado y por tanto podrá empezar a realizar ejercicios de bajo impacto, y trabajo de propiocepción.

Sin embargo, para estar en plena preparación y poder someter el pie a grandes cargas, saltos y carreras de cara al 31 de Agosto, que es cuando comienza el Mundial de China, contamos con un periodo de tiempo muy ajustado.

No obstante, ir valorando la evolución de la lesión es la mejor forma de prever si podrá estar listo para entonces.

¿La lesión en el mismo pie le va a modificar la forma de correr, saltar…?

El hecho de que sea una lesión de este tipo y en el mismo pie, sin duda hace que sea necesario hacer un análisis de su técnica de carrera, su dinámica de impactos y como realiza sus gestos específicos deportivos.

La finalidad  de dicho análisis es la de detección de matices que puedan generar una descompensación en sus apoyos y en sus saltos, y de esa forma poder realizar una corrección técnica que permita compensar la pisada.

Artículo escrito por el Dr. Gonzalo Mora, Especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología. Experto en medicina regenerativa aplicada a lesiones deportivas. Director de la clínica ITRAMED.