Kostas Sloukas no ha hecho su mejor Final Four. Y lo sabe. El base griego compareció en zona mixta tras la derrota ante el Madrid e hizo autocritica con la cabeza todavía puesta en el partido del viernes.

«Estoy cabreado conmigo mismo. Hice dos faltas en el segundo cuarto tontas y perjudiqué a mi equipo. Con mi experiencia no puedo hacerlas. Ahora tenemos que levantarnos y ganar la liga. No podemos fallarle más a nuestros aficionados».

Sloukas finalizó con 17 puntos y 6 asistencias ante el Madrid, insuficiente para evitar un nuevo tropiezo del Fener, que termina la Euroliga en 4ª plaza tras una fase regular inmaculada.